México: el potencial que nunca se realizó

Pienso que con el desarrollo de más startups en México para el alivio de los más grandes problemas que enfrentamos, poco a poco podremos ir aumentando nuestra productividad como país y nuestro bienestar de vida.


Economía empresarial


Cuesta pensar que México a pesar de ser una de las top 15 economías mundiales no tenga ni una startup “Unicorn”, es decir, que tenga una valoración mayor a 1 billón de dólares, mientras que Brasil e incluso Colombia ya cuentan con una. La pregunta aquí que me gusta hacer es: ¿Cuál es la verdadera causa detrás de este rezago en emprendedurismo?

Es fácil ver cómo muchas compañías solo mantienen una parte comercial en este país, pero la falta de centros de innovación por parte de ellas es muestra clara de que México no está listo para ser un jugador clave en cambiar la forma en cómo se hacen las cosas. Quiero pensar que uno de los principales factores es la cultura que adopta el mexicano promedio y el modus vivendi del día a día, tal parece, el mayor esfuerzo que no realiza el mexicano es uno del que parte todo inicio de cambio, es decir, “pensar”. Es claro que el sistema político y económico que se ha desarrollado a lo largo de los años ha dado cabida a una gran desigualdad social que actualmente prevalece y genera una gran limitante en que las personas tengan accesos a mejores recursos de educación o me pregunto: ¿El sistema mismo es el que está roto? Se nota cómo a pesar de ser de las primeras 15 economías globales, nos encontramos en un puesto 50 en nivel educativo. Es desde este punto que podemos empezar a ver unas de las grandes limitantes para que México sea un gran centro de innovación y generación de empresas en los próximos años, ya que si no preparamos a las generaciones que vienen a pensar diferente y a que busquen cambiar el status quo, difícilmente se generará el progreso que la mayoría de la población y que la región demanda.

Pienso que con el desarrollo de más startups en México para el alivio de los más grandes problemas que enfrentamos, poco a poco podremos ir aumentando nuestra productividad como país y nuestro bienestar de vida. Así mismo es importante reinventar el sistema legal para permitir una mayor agilidad en todo el proceso burocrático que lleva la generación de empresas y más importante aún necesitamos un panorama político que le dé prioridad a la generación de este tipo de empresas y no solo a la manutención de las grandes corporaciones que tenemos hoy en día, dado que de seguir así, la falta de competencia para aquellas corporaciones que generan la mayoría del PIB, menor será que se vean forzadas para mejorar y para entregar un mayor bien a la sociedad y al país. Por otra parte, la forma de pensar jugará un rol clave en todo esto, es importante que el mexicano sepa que el momento de realizar el cambio es ahora y que el tiempo con el que cuenta es limitado, ya que años pasan y si progresamos en ciertos aspectos, pero progresamos a un ritmo lento en el cual el resto del mundo nos sobrepasará de gran manera si no tomamos medidas pertinentes ahora. Así que más que quejarme de la situación actual invito a cada mexicano y mexicana a preguntarse qué puede estar haciendo hoy que mejore la sociedad y el mundo, aportando su esfuerzo día tras día para lograr algo trascendental como individuo o que fomente el trascender como sociedad o país.

Me gustaría cerrar con una frase que espero inspire a las generaciones jóvenes que pueden cambiar el curso de la historia, acción tras acción: “La mejor forma de predecir el futuro es inventarlo”.

 

Te puede interesar: ¿Quién es el presidente de Venezuela; Juan Guaidó o Nicolás Maduro? 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.