Más feminicidios, fruto de la corrupción

“La violencia que sufren las mujeres se debe principalmente a la corrupción que existe en el país”, aseguró José Óscar Durán Robles, sociólogo de la UAM.


Violencia


Mediante un comunicado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), afirmó que en 2018 más de 3 529 mujeres fueron asesinadas en América Latina y el Caribe, y los países de Latinoamérica en donde se registraron más casos de feminicidios son El Salvador, Honduras, República Dominicana, México y Bolivia.

Mientras que en el Caribe la tasa de asesinatos de mujeres es de 4 por cada 100 mil, colocando a Guyana y Santa Lucía como los países más violentos en 2019, superando a Trinidad y Tobago y Barbados que registraron mayores casos de feminicidios en 2018.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo regional de la Cepal, afirmó que “el asesinato de mujeres por razones de género es el extremo del continuo de violencia que viven las mujeres en la región”, y explicó que los casos de violencia se atribuyen a cuestiones culturales, patriarcales, discriminatorias y a las costumbres de cada región.

Además, según el Observatorio de Igualdad de Género de la Cepal, en el Caribe hay una ausencia de tipificación del feminicidio en los códigos penales y sólo se recopilan datos que hacen referencia a las muertes de mujeres provocadas por parejas o exparejas; mientras que en América Latina los países difieren en la definición normativa del fenómeno, sumando los enfoques en la construcción de registros sobre ese delito.

Puedes leer: Crece la cifra de homicidios en la Ciudad de México 

México y la violencia contra las mujeres

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el total de casos de violencia contra mujeres aumentó 22% de 2018 a 2019. Por otra parte, de enero a septiembre de 2019, 2 833 mujeres fueron asesinadas en México, mientras que en 2018 la cifra fue de 1 142 asesinatos.

De acuerdo con cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) de esos asesinatos, sólo 726 han sido considerados feminicidios y el resto (3 107 muertes) como homicidios dolosos. Ante la situación, el OCNF subrayó la ausencia de un Plan Nacional Integral que prevenga feminicidios y atienda las consecuencias que deja ese delito.

Elida Díaz, licenciada en Derecho con maestría en derecho penal, laboral y civil, detalló que la violencia en el país se ha normalizado, provocando que crezca la desconfianza de la ciudadanía en las autoridades para solicitar el acceso a la justicia, pues los medios para garantizar la seguridad han sido poco eficaces, dando lugar a la revictimización.

Por otra parte, José Óscar Durán Robles, sociólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), afirmó que el aumento de la violencia que sufren las mujeres se debe principalmente a la corrupción que existe en el país y recalcó que los gobiernos están coludidos con grupos delictivos que provocan feminicidios, secuestros y trata de personas. “A esos grupos no les pasa nada, pues el gobierno es solapador y cómplice de todos esos hechos contra la mujer”.

Durán Robles también explicó que ni el gobierno, ni la sociedad hacen algo por mejorar las condiciones de seguridad y protección, y recalcó la urgencia de mejorar instituciones y generar mejores condiciones sociales, educativas, familiares y gubernamentales para cuidar y proteger a las mujeres.

 

Te puede interesar: En homicidio, la 4T tiene otros datos 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.