Desaceleración económica, anuncia CEPAL

La desaceleración económica mundial es una de las causas principales de la baja tasa de crecimiento que prevé la Comisión Económica para América Latina y del Caribe (CEPAL) para 2019 en los países de la región.


Cepal


El Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019 de la CEPAL prevé que la desaceleración económica mantendrá su trayectoria hacia la baja con una tasa proyectada de 0.5%.

La desaceleración generalizada afectará a 21 de 33 países que conforman la CEPAL. Esta desaceleración se debe a dos factores; primero, el pronóstico a nivel mundial, que se ubica 4 décimas debajo a lo alcanzado en 2018; el segundo corresponde al mal desempeño de inversiones y exportaciones, además de una caída en el gasto público.

Desaceleración mundial

El estudio económico 2019 que dio a conocer la CEPAL, declaró que el crecimiento económico se enmarca en un entorno de baja productividad, el cual ha dejado como resultado en la región de Latinoamérica y el Caribe un empeoramiento del mercado laboral, provocando un aumento del empleo informal y una tasa de desocupación urbana de alrededor de 9,3%.

Para 2019 se prevé un crecimiento mundial de 2.6%, cifra inferior al 3% del 2018. Las economías que más sufrirán desaceleración, según CEPAL, serán las más desarrolladas. Mientras que para la zona del euro se espera un crecimiento de 1.2%, 7 décimas menos que lo alcanzado en 2018, en Estados Unidos crecerá 2.5%, un poco menor al 2.9% de 2018.

Te podría interesar: Recesión, no… por ahora 

Por otro lado, en China continuará el proceso de desaceleración gradual este año. Su crecimiento se ubicará en 6.2%, muy por debajo de lo alcanzado en 2018 cuando llegó a 6.6%. CEPAL prevé que China sufrirá la tasa de crecimiento más baja en casi 30 años.

La causa por la que China está sufriendo esta desaceleración se detecta en gran medida en las tensiones económicas que ha sufrido por sus diferencias con Estados Unidos.

A comienzos de este año, la variación interanual de volumen de comercio llegó a ser negativa, señala el documento. Un dato así no se veía desde la crisis mundial de 2008-2009. Si bien la debilidad del comercio mundial de este año es generalizada, se ha concentrado en Japón y las economías emergentes de Asia –incluidas China-, en las que se registraron caídas en los primeros cuatro meses de 2019.

Situación local

El Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019 de la CEPAL dice que en los países de la región las exportaciones se verán negativamente afectadas; sin embargo, indica que esta situación no se debrá únicamente a la caída de los productos básicos, sino también a una menor demanda externa, resultado de la desaceleración generalizada en la actividad económica global.

A pesar de esa desaceleración generalizada, este año persistirá un diferencial de crecimiento significativo a nivel subregional. En el primer trimestre del año, la actividad económica en América Latina se contrajo 0.1% con respecto al mismo período de 2018.

La economía de América del Sur decreció en promedio 0.7% el primer trimestre de 2019, índice menor al registrado en el mismo periodo del 2018, cuando fue de 1.5%; mientras que en Centroamérica y México, la CEPAL indica que el crecimiento en los primeros tres meses del año fue de 1.5%, menor al 3.3% de 2018.

Respecto al mercado laboral, la CEPAL indicó que durante el primer trimestre de 2019 la tasa de desocupación abierta urbana se mantuvo estable en comparación al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, señala el documento, otros indicadores laborales muestran un deterioro de calidad media del empleo. La mayor fuente de empleo fue el sector informal, habitualmente caracterizado por ingresos laborales bajos e inestables.

En Centroamérica, México y la República Dominicana, el ajuste del gasto derivaría en un recorte de los gastos de capital, que pasarían de 3.5% del PIB 2018 a 3.2% del PIB 2019. Respecto a los ingresos públicos de América Latina, se prevé que durante este año se mantengan la estabilidad; sin embargo, la CEPAL asegura que existe un riesgo de que la desaceleración económica y los menores precios de las materias primas puedan incidir negativamente en los ingresos durante el año.

 

Te puede interesar: AMLO parece no escuchar lo que la OCDE recomienda 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.