Reforma laboral, ¿un riesgo o una oportunidad?

“El espíritu de las actuales reformas debe dar continuidad a la ‘Nueva Cultura Laboral’ iniciada por Carlos Abascal Carranza y la que impulsó la transparencia y representatividad sindical, generando equilibrio con la productividad en empresas”, indicó Francisco Javier Salazar Sáenz, el presidente del IPL.


Riesgos y oportunidades de la RF


Durante el seminario “Análisis del 1º de mayo y la Reforma Laboral” el presidente del Instituto de Política Laboral (IPL), Francisco Javier Salazar Sáenz, afirmó que, así como la Reforma Laboral tiene “riesgos”, también hay “oportunidades” que deben ser detectadas y aprovechadas tanto por empresas, como por sindicatos.

Francisco Javier Salazar Saénz además de ser el actual presidente del Instituto de Política Laboral, también ocupó el cargo de Secretario de Trabajo y Previsión Social, sustituyendo a Carlos Abascal Carranza, durante el último año del expresidente Vicente Fox, entre otros cargos también se desempeñó como diputado durante la 60 Legislatura.

Luego de que la Reforma Laboral, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, fuera aprobada el pasado 29 de abril con 70 votos a favor y 50 en contra por el Pleno del Senado de la República, empresas y organizaciones ya se han pronunciado ante esta decisión.

Leer: A pesar de voces de alerta, la Reforma Laboral fue aprobada

Francisco Javier Salazar Sáenz aseguró que el “riesgo de crear un clima de confrontación” puede ser posible en el caso de que surjan líderes que busquen utilizar la nueva representación sindical para su propio beneficio, sin embargo, indicó que lejos de que esto suceda se espera que haya “pasos firmes” que lleven a una “verdadera representación laboral” y generen mayor productividad.

También aseguró que por medio de las actuales reformas las empresas deben seguir los pasos de la iniciativa de Carlos Abascal Carranza, quien fue presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), además de Secretario de Trabajo y Previsión Social entre los años 2000 a 2005 e impulsó la “Nueva Cultura Laboral”, que aparte de luchar por la igualdad entre patrón y trabajador, eliminando las divisiones de clase, promovía la transparencia y manifestación sindical para equilibrar la productividad en empresas

Finalmente Salazar Sáenz remarcó su preocupación por los cientos de despidos en la burocracia, al igual que la falta de inversión en salud y dio por hecho que durante su cargo, “realizará conferencias y exposiciones para difundir oportunidades y riesgos de la Reforma Laboral” para que tanto empresas y sindicatos tomen en cuenta.

Entre otras participaciones durante este panel estuvo Ángel López Ramírez, quien calificó como “inédito” los actos de López Obrador el pasado 1 de mayo durante el desfile del Día del Trabajo, ya que ofreció una comida en Palacio Nacional a la que asistieron “líderes del sector obrero”.

“Las marchas que concluyeron en el Zócalo de la CDMX tuvieron como principal objetivo el demostrar la ‘fuerza’ de sus líderes… además AMLO intentó mostrar un acercamiento con el sector que sus antecesores no tuvieron”, concluyó López Ramírez.

Para concluir Rubén López Malo Lorenzana, seguró que entre las principales barreras para implementar la Reforma Laboral se encuentra la “falta de recursos presupuestales y la poca formación profesional”, por lo que las empresas deben trabajar por impulsar la formación y preparación de sus trabajadores.

Te puede interesar: Empresarios y colaboradores: la unión hace la fuerza 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.