El conflicto Huawei – EU, punta de un iceberg mundial parte 2

La guerra comercial en la que se encuentran metidos Estados Unidos y China ha provocado una serie de rupturas entre empresas de ambas naciones.


Huawei


En los últimos meses, la guerra económica que han mantenido Estados Unidos y China, ha provocado incertidumbre en los mercados mundiales; pero no sólo eso: el conflicto ha escalado cada vez más, al grado de que las empresas chinas y las norteamericanas, han roto relaciones comerciales, sin que parezca importarles las pérdidas económicas y las afectaciones a los consumidores.

En esta segunda entrega se revelan los entretelones del conflicto, punta de un iceberg comercial que afecta a grandes grupos de consumidores en todo el mundo.

Huawei, la primera víctima del conflicto

El plan Made In China 2025, creado para dar curso a las intenciones del gobierno chino de colocarse como potencia tecnológica, benefició grandemente a la marca Huawei.

En opinión del doctor en economía Jaime Linares, el problema en el que se encuentra Huawei es consecuencia de la disputa por el futuro tecnológico y el desarrollo de la inteligencia artificial. Es evidente que Estados Unidos pretende evitar que China se mantenga en primer lugar de desarrollo.

Desde hace varios años, China ocupa el primer lugar en la producción de microprocesadores y de nanotecnologías, y en el procesamiento de toda la inteligencia artificial. Según Jaime Linares, el trasfondo de las acciones tomadas por el gobierno de Trump es evitar que China rebase a EU en cuanto a tecnología y economía; pues muchos productos estadunidenses han sido desplazados por artículos de producción china, debido a los costos más bajos y a la productividad de los asiáticos, que es superior a la que prevalece en EU.

Huawei fue fundada en 1987 y tuvo su mayor auge en 2016, año en el que fue lanzado el plan Made in China 2025 y durante el cual la empresa recibió ganancias por 41 800 millones de dólares, lo que corresponde a un aumento de 24% de sus utilidades.

Por otro lado, Huawei ha sido una de las empresas que más ha investigado y experimentado en la tecnología 5G, que permite tener más dispositivos conectados a la vez y entre sí, colocar más información en la nube así como desarrollar mayor velocidad en la red; además de que es capaz de producir conectividad en tiempo real, lo que aporta un gran avance al control de inteligencia artificial.

Según el gobierno norteamericano, Huawei ha sido financiada por el gobierno chino –afirmación que ha sido desmentida por la empresa– y, además, el gobierno de Estados Unidos argumenta que el servicio de inteligencia china impulsa actos de espionaje mediante equipos de esa marca.

Las acusaciones de la administración de Trump fueron aumentando, hasta que el gobierno estadunidense interpuso un par de demandas penales contra Huawei, por intento de robo de secretos a la empresa alemana T-Mobile y por haber incorporado insumos iraníes, prohibidos por el gobierno de Trump, en productos chinos vendidos en EU.

En aquella ocasión, el fiscal general interino, Matthew Whitaker, aseguró en un comunicado que la acusación es muestra de un flagrante abuso de la ley cometido por Huawei, especialmente en los esfuerzos por robar propiedad intelectual de T-Mobile.

Ante estas acusaciones y a petición del gobierno de los EU; días después fue detenida en Vancouver, Canadá la directora de finanzas de la compañía asiática, Meng Wanzhou, acusada de supuesto fraude cometido por evadir sanciones norteamericanas contra Irán.

Días después, Wanzhou fue liberada bajo fianza, quien se declaró orgullosa de ser parte de la empresa Huawei y de su país.

El 15 de mayo el gobierno de Donald Trump colocó a Huawei en su lista negra de empresas, lo que provocó un veto económico y comercial, como consecuencia un centenar de empresas rompieron relaciones con el emporio chino.

La primera empresa en anunciar que terminaría relaciones comerciales con Huawei fue Google. Por ello, los equipos móviles de la empresa china dejarán de tener el sistema operativo Android y aplicaciones como YouTube, GooglePlay, Drive, Gmail y los equipos móviles Huawei que las tienen, dejarán de recibir actualizaciones.

A la lista de empresas que rompieron relación con Huawei se sumaron otras: Qualcomm, que anunció la suspensión de componentes hasta nuevo aviso; Intel, fabricante de chips que decidió cortar cualquier relación; Corning, que proveía de pantallas a la empresa; Nvidia, que dotaba de tarjetas gráficas y de video a sus computadoras; Western Digital, que ayudaba en soluciones de almacenamiento; Micro Technology, proveedor de semiconductores y flash; Flex, manufacturero de piezas electrónicas; Panasonic, ARM, Vodafone, EE, SD Association y Wi-Fi Alliance y Microsoft. Esta última, pese a que de momento no se ha pronunciado al respecto, dejó de vender las computadoras de esa marca.

Sin embargo, empresas como SD Association y Wi-Fi Alliance retiraron el veto días después. También se sumaron a favor de Huawei, entidades como JEDEC, que establece estipulaciones en estándares USB y RAM.

El doctor Linares explicó que Huawei se encuentra en medio del conflicto de China y EU porque es la principal industria electrónica multinacional que tiene China y sus productos se venden en todos los continentes, pero no es la única empresa afectada en esta escalada de la guerra comercial entre ambos países.

Al cortar relaciones con Huawei, las empresas norteamericanas que le vendan sus productos provocan su propia pérdida de empleos y la caída de ventas millonarias, lo que “equivale a darse un balazo en el pie”, concluyó él especialista.

Huawei responde al veto

Ante este problema, Huawei intensificó sus esfuerzos en el desarrollo de un nuevo sistema operativo. Algunos reportes muestran que la empresa ya estaba trabajando en esa tecnología desde hace 9 años. La empresa informó que ya tiene su propia tecnología de nanotarjetas de memoria.

A pesar de la incertidumbre y de que tantas empresas decidieran romper relación con Huawei, la marca china hizo su primera prueba de móviles 5G en Argentina el jueves 30 de mayo.

Mientras, el gobierno chino ha anunciado a través del portavoz de su Ministerio de Comercio, Gao Feng, la elaboración de una lista negra de empresas norteamericanas, como medida de presión contra el gobierno de Trump.

 

Te podría interesar: El conflicto Huawei – EU, punta de un iceberg mundial 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.