Continúa detención de periodistas en Venezuela

En este momento, en el cual se ha logrado romper una matriz informativa internacional propiciada por más de 20 años por el Gobierno Nacional con respecto a la verdadera situación política y social de Venezuela, es más importante que nunca la mirada de comunicadores sociales independientes, nacionales y extranjeros, que ayuden a la correcta formación de la opinión pública.


Periodistas Venezuela


La Asociación Católica para la Comunicación SIGNIS en su capítulo Venezuela manifestó a través de un comunicado su preocupación y solidaridad con los periodistas y trabajadores de la prensa, venezolanos y extranjeros, que han sido privados de su libertad entre los días 29 y 31 de enero de este año.

Mencionó los nombres de los reporteros retenidos por el gobierno de Nicolás Maduro, destacando los siguientes nombres y su situación al momento de enviar el comunicado:

Maiker Yriarte (venezolano, ya liberado)
Ana Rodríguez (venezolana, ya liberada)
Rolando Rodríguez (venezolano, ya liberado)
José Salas (venezolano, ya liberado)
Gonzalo Barahona (chileno, expulsado de Venezuela)
Rodrigo Pérez (chileno, expulsado de Venezuela)
Leonardo Muñoz (colombiano, expulsado de Venezuela)
Maurén Barriga Vargas (colombiana, expulsada de Venezuela)
Baptiste des Monstiers (francés, expulsado de Venezuela)
Pierre Caillet (francés, expulsado de Venezuela)
Gonzalo Domínguez (español, expulsado de Venezuela)

La Asociación Signis Venezuela recordó que la Constitución de aquel país, en su artículo 58, consagra la libertad de prensa al afirmar: “La comunicación es libre y plural, y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como a la réplica y rectificación cuando se vea afectada directamente por informaciones inexactas o agraviantes”.

Este derecho, hasta el momento, no ha sido suspendido de ninguna forma en nuestro país, señaló Signis por lo que estas detenciones arbitrarias de comunicadores sociales son inaceptables.

Reconocen que Venezuela vive un momento histórico, y por tal motivo tiene la necesidad de contar con profesionales de la comunicación y de la prensa independiente: “En este momento, en el cual se ha logrado romper una matriz informativa internacional propiciada por más de 20 años por el Gobierno Nacional con respecto a la verdadera situación política y social de Venezuela, es más importante que nunca la mirada de comunicadores sociales independientes, nacionales y extranjeros, que ayuden a la correcta formación de la opinión pública”.

Al respecto recordaron las palabras del papa Juan Pablo II, quien en su mensaje para la XX Jornada Mundial de la Comunicación Social (1986), afirmó: “Está claro que solamente: una fuerte opinión pública favorable a la paz puede detener a aquellos que estuviesen tentados de ver en la guerra la vía para resolver las tensiones y conflictos”.

Por eso, debemos recordar que la verdadera paz proviene de la justicia, la cual está siendo violentada continuamente por los entes gubernamentales en Venezuela, reiteró la asociación de comunicadores en aquel país.

Signis reconoció que estos periodistas, junto con muchísimos otros que han optado por romper con parámetros ideológicos para abrazar los ideales de la verdadera justicia que conforma la paz, cumplen con aquel mandato dado por Juan Pablo II: “Es necesaria la formación de una fuerte opinión pública en favor de la solución de los angustiosos problemas de la justicia social, del hambre y del subdesarrollo. Es menester que estos problemas sean hoy mejor conocidos en su tremenda realidad y gravedad, que se cree una fuerte y amplia opinión pública en su favor, porque solo bajo la vigorosa presión de esta, los responsables políticos y económicos de los países ricos serán inducidos a ayudar a los países en vías de desarrollo”, entendiendo que para el contexto venezolano esos responsables políticos y económicos son los miembros del mismo Gobierno que no asumen con soluciones válidas la grave crisis política y social vivida por la mayoría de la población.

En ese sentido exhortaron a los comunicadores sociales y propietarios de medios a seguir adelante con las tareas de informar y promover los valores de la solidaridad, la justicia y la paz, “acompañando, como lo han hecho hasta ahora, a aquellos que más sufren los embates de una situación llena de odio e injusticia”.


@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.