Salvar el planeta es tu tarea

El cuidado del medio ambiente depende de todos; no esperes a que sea tarde para salvar al planeta.


Cambio de estilo de vida por el planeta


La contaminación mundial provocada por el ser humano ha alcanzado niveles alarmantes y, de acuerdo con el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (IPCC), tenemos como plazo hasta 2030 para revertir los daños. De lo contrario, será imposible detener una serie de desastres como seguías, incendios forestales, inundaciones y hambre.

Aunque gobiernos de varios países ya han comenzado a implementar medidas para contrarrestar este problema, si la sociedad no reconoce su obligación ni se decide a iniciar el cambio, ningún esfuerzo funcionará.

La contaminación te concierne

La contaminación se clasifica en atmosférica, del suelo y líquida; dependiendo de los desechos. Por ejemplo, los gases emitidos por fábricas, autotransporte urbano y automóviles afectan la composición de la atmósfera y la calidad del aire, mientras que basura como envolturas, bolsas y botellas de plástico, encendedores desechados y popotes contaminan materialmente nuestro entorno. Finalmente, los derrames de combustible, así como los desechos de otro tipo que son lanzados a cuerpos de agua como mares, ríos y lagos, afectan a las especies marinas.

De acuerdo con Diana Salas Ohm, ingeniera ambiental de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en México se producen 150 mil toneladas de desechos cada 24 horas. De esta cantidad, entre 12 y 15 por ciento corresponden a basura plástica, que acaba en reservas naturales, sistemas de drenaje, lagos, ríos y océanos, entre otros destinos.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) aseguró que si la contaminación de plásticos en océanos continúa como hasta ahora, “para 2050 los ecosistemas marinos tendrán más plástico que peces y 99% de las aves marinas se alimentarán de ese material”. El problema afectaría de paso la venta de pescado comestible, pues sería imposible consumirlo, debido a los altos niveles de residuos de plástico.

En otro orden de ideas, los niveles de contingencia en México son alarmantes. Hace unas semanas, la contaminación en el aire llevo al país a ocupar el vergonzoso segundo lugar a nivel mundial en contaminación atmosférica, sólo por debajo de China e India. El aire contaminado genera peligrosas enfermedades respiratorias, tales como asma y alergias, además de fuertes dolores de cabeza, sangrado de nariz, irritación de ojos y otras molestias.

Según Manuel Suárez Lastra, director del Instituto de Geografía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los 5.5 millones de vehículos automotores que a diario circulan en la Ciudad de México generan un elevado porcentaje de la contaminación atmosférica, y se estima que año con año se suman 250 mil vehículos al número total. A esas emisiones habrá que sumar las producidas por fábricas y plantas de producción que operan en la capital del país.

Respecto a la contaminación del agua en el país, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) afirma que 70% de los cuerpos de agua en Mexico están contaminados. Además, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua reportó que en los ríos, lagos y mares mexicanos se ha detectado la presencia de hasta mil tipos de sustancias químicas.

Leer: ¿Y tú puedes respirar? 

¿Cómo impulso yo el cambio?

La organización Greenpeace hizo un listado con 40 puntos  para cuidar el planeta, su finalidad es lograr un cambio en el estilo de vida de las personas; pues no basta con querer detener la contaminación, sino que hay que actuar a favor de la preservación de la vida.

Te presentamos 10 puntos con los que puedes empezar a cambiar tu vida en favor del planeta.

1.- Infórmate y alza la voz. Investiga las problemáticas que tu comunidad y país enfrentan, pues sólo de esta manera podrás denunciar, cuestionar y proponer cambios para detener la contaminación.

2.- Usa transporte menos contaminante. Si es posible, usa bicicleta o transporte público, para que evites generar gases. En caso de que sea indispensable que utilices automóvil, busca compañeros o amigos que tengan el mismo destino que tú e invítalos a usar un solo auto; así cuidaran su economía y al medio ambiente.

3.- No más plástico: Evita comprar alimentos empaquetados, pues esto implica generar basura. En caso de que tengas que adquirir con empaques, reutiliza o reciclar.

4.- Consume productos orgánicos: Cuando compres frutas y verduras, procura que sean de origen orgánico, así evitarás ingerir fertilizantes y pesticidas que dañan tu salud.

5.- Embellécete sin contaminar: Existen productos de belleza como champús, jabones y maquillaje elaborados de productos naturales y con empaques biodegradables. Úsalos para que evites contaminar con productos derivados del petróleo.

6.- No consumas desechables: Se estima que los productos desechables, como platos y vasos, se usan durante 12 minutos aproximadamente, lo que no se justifica frente a los cientos de años que tardará el plástico en degradarse.

7.- No desperdicies energía: Apaga las luces si no las necesitas. Durante el día aprovecha la luz solar para tus actividades y sólo utiliza energía en casos muy necesarios.

8.- Sé consumidor responsable: Compra solo lo que consumas y reutiliza; no te excedas. Este punto se aplica a productos de todo tipo, comestibles y no comestibles.

9.- No desperdicies agua: Disminuye tu consumo de agua y si es posible instala ahorradores en tu casa, para que reutilices este recurso. Cuantas más veces lo hagas es mejor.

10.- Consume lo local: Al comprar productos locales puedes conocer su procedencia y evitas consumir alimentos excesivamente procesados. Además, apoyarás la economía de tu comunidad.

El cuidado del medio ambiente depende de todos, incluido tú. No esperes a que sea demasiado tarde para salvar al planeta.

 

Te puede interesar: Yo soy el cambio, yo soy mi planeta 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.