Implementan un “puente humanitario” para caravana migrante

La Comisión de Derechos Humanos de la CDMX y organismos internacionales de derechos humanos, brindarán ayuda humanitaria a caravana hondureña, en especial a mujeres y niños migrantes.



La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México en conjunto con autoridades locales y organismos nacionales e internacionales se dieron la tarea de instalar el “puente humanitario” para el apoyo de los más de 7 mil migrantes hondureños que pasan por nuestro país en su camino a Estados Unidos.
La principal tarea de este programa es llevar desde la Ciudad de México hasta los lugares donde se encuentren los migrantes, servicios de salud, atención a infecciones, hidratación, ropa y comida con el apoyo de brigadistas, además de contar con protección civil. El Gobierno de la Ciudad de México, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) estuvieron presentes durante la mesa institucional.
Al terminar las reuniones de coordinación institucional, se acordaron los puntos donde se hará contacto con la caravana de migrantes. Fueron mencionaron los estados: Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla, hasta llegar a la Ciudad de México y seguir la ruta al norte del país.
La prioridad son los niños, niñas y adolescentes
Las organizaciones participantes de este programa buscarán que los entre mil setecientos y dos mil migrantes menores de edad que van acompañados no sean separados de sus familiares, así como auxiliar a los que viajan solos.

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México en un comunicado informó que el Estado de México será el encargado de garantizar la protección de los menores de edad que participan en la caravana.
“En el país la migración indocumentada no es un delito”, remarcan en el comunicado y recordaron que la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes no hace diferencia entre mexicanos y no mexicanos.

Aclaró que México signó la Declaración de Cartagena, dónde se reconoce a personas refugiadas por desplazamiento masivo por amenazas, seguridad, violencia, conflictos internos y violaciones a derechos humanos.

“Para la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, es necesaria la coordinación de diversos actores públicos y privados para hacerse cargo del éxodo migrante que no tiene precedentes recientes y que implica grandes desafíos”, finaliza el documento de prensa.

La otra cara de la moneda

La marcha de centroamericanos, muchos de ellos mujeres y niños, fue parcialmente detenida el viernes pasado por fuerzas policiales de México.

Políticos, líderes sociales, analistas y figuras públicas criticaron que México se convirtiera en una suerte de "policía migratoria" que sirve a intereses de EE.UU. y su presidente.

Peña Nieto defendió las acciones de la policía el viernes en un mensaje televisado: "Como cualquier país soberano, México no permite ni permitirá el ingreso a su territorio de manera irregular y mucho menos de forma violenta".

Sin embargo, los críticos señalan que, durante la última década, los esfuerzos de los gobiernos de México y Estados Unidos se han enfocado en implementar controles más estrictos en la frontera mexicana con Guatemala.

Muchos migrantes en su paso por México a Estados Unidos expresan su sentir al decir que “México está dividido, unos parecieran ser seguidores de Donald Trump y otros nos reciben con ayuda como en alimentos y ropa”.

Te puede interesar: Peña Nieto por una migración segura, ordenada y apegada a derecho

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.