Noruega, el primer país en tratar enfermedades mentales sin medicamentos

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen 400 tipos de trastornos y enfermedades mentales, mientras que cerca de 450 millones de personas en el mundo padecen alguno. 



Después décadas de abusos de farmacológicos en el ámbito psiquiátrico, el Hospital Psiquiátrico Asgard, en Noruega, trata a sus pacientes psiquiátricos sin medicamentos, dándoles la oportunidad de elegir el tipo de tratamiento que se les aplicará.

La psiquiatría ha evolucionado con el paso de los años, ya durante siglos los trastornos y enfermedades mentales se asociaban con la religión y con la bujería. En la actualidad, aunque la ciencia y medicina han evolucionado se piensa que prácticamente todas las enfermedades mentales pueden ser tratadas o controladas por medio de fármacos.

Dando así a las grandes empresas farmacéuticas ganancias inmensas y convirtiendo a esta industria en uno de los sectores más importantes del mundo, junto con la venta de armas y las telecomunicaciones.

Desde la entrada al Hospital Psiquiátrico de Asgard se encuentra la leyenda “medikamentfrii behandlingstolbud” que en español significa “tratamiento libre de medicamentos”, ya que como afirma Merete Astrup, directora de la unidad de medicación del Hospital, las necesidades de cada paciente son diferentes.

“Antes les decíamos a los pacientes lo que era mejor para ellos, pero ahora les preguntamos qué es lo que realmente quieren y ellos pueden decidir”, aseguró Merete Astrup.

Al determinar gravedad o situación de cada paciente influye edad, trastorno, carácter y características de cada persona, por lo que no es lo mismo un caso de esquizofrenia de una niña de 11 años que el de una mujer con esquizofrenia de 50 años.

Los pacientes pueden elegir entre estar medicados o tener una terapia que consiste en una serie de ejercicios físicos, mentales y emocionales que ayuden al paciente a sanar o sobrellevar su enfermedad mental. El gobierno de Noruega apoya completamente este nuevo método y ya ha impulsado a otras instituciones del país a seguir los pasos del Hospital Psiquiátrico Asgard.

Sin embargo el problema es bastante complejo y a nivel mundial todavía no hay una postura unificada a favor del no medicamento a personas con trastornos mentales.

El caso de las lobotomías son un ejemplo de las medidas extremas para atender diversos problemas psiquiátricos, pues aunque en general fue una solución bien vista sobre todo en la primera mitad del siglo pasado, también contó con múltiples detractores. En ese contexto los fármacos que sirven para atender estos problemas de salud mental, a los que muchos psiquiatras atribuyen la dignificación de la vida de pacientes con trastornos psicológicos graves, tampoco han sido ajenos a las críticas. Al respecto el profesor danés Peter Gøtzsche, profesor de Diseño y Análisis de Ensayos Clínicos de la Universidad de Copenhague, lleva años abogando por la reducción drástica del uso de fármacos contra las dolencias psiquiátricas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen 400 tipos de trastornos y enfermedades mentales, mientras que cerca de 450 millones de personas en el mundo padecen alguno. Además cerca de la mitad de los trastornos mentales se presentan antes de los 14 años, dando la oportunidad de ser tratados a tiempo y comenzar desde temprana edad un tratamiento libre de medicamentos.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.