Pemex dejó de ser el cuerno de la abundancia

El petróleo es una de las riquezas que la naturaleza dotó a nuestro país que para ser aprovechado requiere un proceso que abarca la exploración, explotación, refinación y comercialización. Desde hace 81 años Pemex es la empresa del Estado que se encarga de todo ello, por lo que es la paraestatal más importante de la nación.


Pemex parastatal


Petróleos Mexicanos (Pemex) es la compañía paraestatal que se encarga de la explotación de petróleo y gas en el territorio nacional y ha sido, a lo largo de su existencia, factor importante para el desarrollo económico y social del país.

Las ventas que esta empresa del estado realiza generan una fuente importante de recursos reportados en el Producto Interno Bruto (PIB). Además de la parte comercial que desarrolla, ofrece una gran cantidad de empleos directos e indirectos para el sector público.

No en vano el petróleo ha sido llamado el "oro negro" ya que se utiliza para elaborar casi todo lo que conocemos, es por ello que es una industria que genera importantes ganancias a los países o personas que poseen tierras en las que se haya este preciado hidrocarburo.

De mal en peor

Pemex tiene 81 años de existir y durante todo este tiempo ha sido una “mina de oro” que para muchos parecía no tener fondo, por lo que sin escrúpulos fueron manejando para beneficio propio y de grupos muchas de las ganancias que dejaba esta empresa paraestatal, así al tiempo dejó de ser el “cuerno de la abundancia” hasta que en la actualidad atraviesa por una delicada situación que pone en riesgo la economía del país.

La empresa del estado que mayores ganancias ha registrado al país, requiere hacer crecer sus inversiones para revertir la caída de su producción de 3.4 millones de barriles diarios en 2004 a un promedio de 1.6 millones en la actualidad.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público calculaba que para 2019 de los recursos totales con los que cuenta el país, los ingresos petroleros aportarían 16 por ciento. Al primer trimestre de este año, la deuda financiera de la paraestatal ascendía a 106 500 millones de dólares.

El desaseo de las finanzas en la paraestatal durante muchos años ya están pasando la factura. Esta misma semana Moody’s confirmó las calificaciones en escala nacional y global de Pemex en Aa3.mx/Baa3, pero cambió la perspectiva de estable a negativa, por otra parte, Fitch Ratings bajó la calificación crediticia de largo plazo, para moneda local y extranjera, de Pemex de BBB- a BB+, con perspectiva negativa, dentro del rango de bono "basura".

Ante estos datos el presidente Andrés Manuel López Obrador, criticó a las agencias calificadoras de riesgo a las que consideró no ser "objetivas ni profesionales", además aseguró que Pemex no tiene ningún problema para reestructurar su deuda.

Con la degradación de la calificación, los instrumentos de deuda de Pemex tienen un alto riesgo de impago.

El oro negro y México

Cuando se descubrió que en México existían importantes yacimientos de petróleo, los ojos del mundo voltearon a nuestro país con la esperanza de hacerse de un buen terreno petrolero para recibir beneficios económicos en las nuevas tierras americanas.

Entre los años 1864 y 1867 el emperador Maximiliano de Habsburgo, otorgó 38 concesiones petroleras en el Estado de México, Puebla, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, desde entonces muchos extranjeros fueron beneficiados y comenzaron a desarrollar la industria.

En 1884 se emitió el Código de Minas que declaró que los jugos de la tierra eran propiedad del dueño de la superficie, además de quitar base a toda acción fiscal. Hacia 1892 La Ley Minera implícitamente reservaba la propiedad del subsuelo para la Nación.

En 1901 Porfirio Díaz expide la Ley del Petróleo, con la que se impulsa la actividad petrolera, otorgando amplias facilidades a inversionistas extranjeros. Dos de las principales empresas norteamericanas que operaban en México eran Waters Pierce Co. y Mexican Petroleum of California.

Para 1933 se crea la compañía Petróleos de México, S.A. (Petromex) empresa del estado que tenía como objetivo regular el mercado interno de petróleo, producir los derivados de petróleo y capacitar a personal. Ésta fue el antecedente a la creación de Pemex. El crecimiento de la industria petrolera fue tal que requirió enrolar a varias personas para realizar distintas labores, y así en 1935 se logra constituir el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. En 1937 estalla una gran huelga contra las compañías petroleras extranjeras, la Junta de Conciliación y Arbitraje falla a favor de los trabajadores, pero las empresas incumplen con el mandato judicial, por lo cual el 18 de marzo de 1, Lázaro Cárdenas expropia los bienes muebles e inmuebles de 17 compañías petroleras y el 7 de junio se crea Petróleos Mexicanos.

A 81 años de distancia, Pemex atraviesa por uno de sus peores momentos que de no ser superado significará un grave daño a la economía del país, por lo que el gobierno requiere actuar de forma rápida e inteligente sin caer en espejismos ni falsos nacionalismos.

 

Te puede interesar: Pemex entre las 10 empresas que más contaminan

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.