El presidente de Rusia, Vladimir Putin, reiteró hoy que Rusia no intervino en las elecciones de estadunidenses de 2016, aunque su deseo siempre fue que Donald Trump fuera presidente de Estados Unidos.

El evento “que supera toda frontera” puede “volverse ocasión de encuentro, de diálogo y de fraternidad entre culturas y religiones diversas favoreciendo la solidaridad y la paz entre las naciones”.

El mandatario ruso señaló que en el espacio de dos años las fuerzas armadas de Rusia y Siria habían "derrotado al más aguerrido grupo de terroristas internacionales".


Email marketing by Interspire