Todos hablamos bellamente sobre la identidad laical pero en la acción todavía el clericalismo sigue imperando. Por eso, me entusiasma entre otros motivos, la restauración de la sinodalidad.

¿Cómo puedo decir que vivo en un país católico, si es un país en donde se mata tanto? Cuestionó el Nuncio Apostólico en una visita que realizó a Nuevo Laredo, Tamaulipas.