Bombardeos que dan Vida, haciendo resurgir los Bosques

Aviones militares de Tailandia bombardean 800 hectáreas en Phitsanulok con proyectiles a base de tierra, arcilla, composta y semillas de árboles propios de esa zona.

Finlandia fue por mucho tiempo la punta de lanza en el mundo en lo que respecta a la “Reforestación Intensiva” para lograr la recuperación de los bosques al nivel que necesitamos para salvar al Planeta Tierra, pues la pérdida de Bosques en el mundo ha llegado a limites inaceptables; y aunque se refiere que se está haciendo mucho, está muy lejos de ser lo suficiente.


México; bombardean semillas en Tailandia


Muchos gobiernos sólo piensan en sus intereses económicos (EU, Rusia, China), pero más en los que los encabezan que en los del país, porque si fuera eso, harían todo lo posible para salvar los bosques y lograr la reversión del proceso de degradación del medio ambiente, el sobrecalentamiento y los funestos cambios climáticos.

Hasta ahora el concepto de “bombardeo” se asociaba con muerte y destrucción (Siria e Irak en el momento, Hiroshima y Nagasaki, Dresden y Berlín, hace no mucho). Pero resulta que un biólogo y filósofo japonés, Masanabu Fukuoka, ha sido capaz de lograr que los aviones militares de Tailandia, en lugar de ser enviados a misiones de destrucción, sean enviados a bombardear 800 hectáreas, en la región de Phitsanulok, con proyectiles elaborados a base de tierra, arcilla, composta y semillas de árboles propios de esa zona. Se espera que todavía en este año 2017 se vean los primeros resultados. Las bolas o sea los proyectiles mencionados, al caer la primeras lluvias, se desbaratan, dando oportunidad a la semillas de los árboles de germinar y desarrollarse con la humedad.

Esta idea fue concebida ya anteriormente en varios países, pero sin encontrar una solución práctica. Gracias a este sencillo invento, Tailandia espera en poco tiempo recuperar los bosques perdidos por la voracidad del hombre.

Esa voluntad que se está notando en los países del sureste asiático, después de superar el comunismo, es la que debería surgir en nuestros países hispanoamericanos, especialmente en nuestro México, para lograr revertir los enormes daños que nos está causando la tremenda crisis ambiental. Al mismo tiempo, deberíamos, tal como ellos, aprovechar de superar los amagos de la izquierda (socialismo), que es lo que no nos deja resolver los funestos problemas ambientales (por la corrupción), así como todos los demás graves problemas que nos aquejan (seguridad, violencia, disolución familiar y social, productividad, pobreza y hambre y todo lo demás).

La razón de todos estos problemas, graves o no tanto, pero problemas que no se pueden soslayar, que tenemos que enfrentar y resolver, si queremos salir adelante, es precisamente el “sistema del hueso”, de la corrupción, de la mentira y la calumnia (Peña Nieto y Osorio Chong), que trata de disfrazar todo, de imponer a como dé lugar la cultura de la muerte, y ahora la “ideología de género”, siguiendo obedientemente las consignas de Obama, la Clinton y de las mafias de izquierda (masonería).

Es triste ver cómo la humanidad, no sólo México y también la naturaleza, está sufriendo terriblemente, poniendo en juego inclusive su supervivencia por estas causas y que los que las provocan son un pequeño número de personas bien organizadas en mafias (masonería mundial), que han logrado colocarse en puestos clave, controlando los medios de información a través de las agencias noticiosas que están en su poder.

Si logramos que, con base en la fuerza que nos da ser la mayoría (somos más los buenos que los malos), reinstaurar la cultura de la vida y del amor, tendremos garantizado el éxito en la lucha por la vida. ¿Seremos capaces de lograr que nuestra flamante y muy moderna Fuerza Aérea sea lanzada a un “bombardeo por la vida”, sembrando nuevos bosques, recuperando el 90 % de la superficie boscosa del país que perdimos el siglo pasado?

Los bosques son los que nos proporcionan el agua disponible que requerimos, para el uso doméstico, para la agricultura y ganadería, así como para la industria, y pensamos que siempre estará dispuesta para lo que se nos ofrezca. Pero no, al perder nuestros bosques, las cuencas hidrológicas, no captan el líquido y los mantos acuíferos se empobrecen cada vez más, hasta llegar a un punto en que se habrá agotado la disponibilidad del agua.

Tailandia nos está poniendo la muestra, sigamos su ejemplo y logremos que los demás países (Brasil, Argentina, Chile, toda Sudamérica y Centroamérica) se unan a esta Cruzada por los Bosques y el Agua. Europa ya está haciendo lo suyo y Estados Unidos, Rusia, China y demás países tendrán que reaccionar y unirse al movimiento por la vida.

Antes que en los políticos, el interés por la protección del medio ambiente ha surgido en forma espontánea entre los artistas. La hermosa Brigitte Bardot fue la primera que se empeñó por la defensa de las focas; Leonardo Di Caprio viajó y realizó un documental estupendo, habló con estadistas, tuvo un encuentro importante con Obama sobre los efectos de los cambios climáticos. Ahora Matt Damon se interesa por el agua, inclusive habla en el Foro de Davos a nombre de su Fundación que ya está ayudando a resolver el problema en localidades de Asia, África y América. Pero Matt Damon no podrá seguir ayudando si no existe la materia prima. ¡Necesitamos nuestros bosques para que haya agua disponible! Es urgente que el mundo, nuestras autoridades, se abran a la realidad. Y todo esto sólo lo lograremos si la cultura de la vida y del amor vuelva a regir nuestras vidas.

“Donde hay Bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida”.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:44