Juventud desubicada… un mundo sin futuro

Gracias a Dios han surgido movimientos sociales en defensa de la vida, la familia y la libertad religiosa. Corresponde a los padres de familia fajarse los pantalones y enseñar a sus hijos los valores.

El hacer una comparación de lo que pasa actualmente y el pasado, puede ser saludable para que busquemos corregir lo que estamos haciendo mal.


México; juventud, valores


Algo que impacta de entrada es el comportamiento de la juventud, pero más bien desde que empiezan a desarrollarse nuestros críos; y si lo comparamos a como actuaban los hijos, no hace mucho, digamos 40 o 50 años, nos vamos de espalda.

A primera vista todo está normal, porque el cambio se ha ido dando poco a poquito, por lo que las cosas parecen igual. Es como cuando vemos a un niño hoy y el día anterior, no nos parece que haya crecido, pero si lo comparamos a 5 o 10 años antes, la diferencia es tremenda.

Hace 40 o 50 años, los hijos respetaban a sus padres, eran obedientes, ayudaban en los quehaceres de la casa sin chistar, se apoyaban unos a otros, prestándose las cosas que le hacían falta al otro; fumar o tomar alcohol, ni pensar, lo hacía uno que otro desvalagado. Y menos hacer uso de alguna droga, no había adicciones, se oía de repente hablar de un mariguano peligroso, tratándose de un soldado desubicado. Llegar tarde a la casa en la noche, o de plano no llegar a dormir, ni para cuando. Los chicos cuidaban a sus hermanitas, y éstas cuando se trataba de salir con su novio, no chistaban a que las acompañara una chaperona. Era normal aceptar el viejo dicho de que #entre santa y santo, pared de cal y canto”. Somos humanos, hay que tomar precauciones.

No había madres solteras, ni matrimonios forzados que luego no aguantaran. Se casaban cuando tenían ya la madurez necesaria, habiéndolo pensado bien, por lo que prácticamente había pocos divorcios.

Actualmente las cosas están un poco distintas. ¿El respeto y la obediencia a los padres, donde han quedado? ¿Ayudar en la casa? Eso no les corresponde. ¿Ir a misa los domingos en familia? ¡Si no son mochos! Llegan a la casa cuando se les antoja, y si los padres se atreven a decir algo, pobres de ellos. Y dormir fuera de casa sin avisar, tener relaciones íntimas, eso es normal. Ya saben cuidarse, ya son grandecitos. Y en eso de exigir, sí tienen derecho a todo, no se les puede negar nada, porque entonces si se arma la buena. ¿Cuántas madres solteras entre 15 y 19 años van por esos rumbos?

Pero el gobierno anima a vivir la vida, tener sexo cuando gusten, para eso está la educación sexual desde los 4 años, y para el sexo seguro reparten condones al por mayor, y en dado caso se promueve el aborto (asesinato legal) alegando que el angelito no es “persona” hasta que nace y no les advierten a las jovencitas que van a sufrir de por vida el terrible “síndrome post-aborto”. Además, el uso de drogas aparte del alcohol se facilita, a pesar de que supuestamente se persigue, pero buscan hacerlo legal con argumentos infantiles, alegando el uso medicinal de la mariguana, para pasar luego a otras drogas. Consecuentemente, la juventud cae fácilmente en la delincuencia, víctima de los cárteles, que la usa estupendamente para sus negocios.

Actualmente la juventud está perdidamente desubicada. ¿Pero los adultos cómo andamos? Los padres han aceptado la situación, cosas como algo sin remedio. Han claudicado de sus principios, consideran que no hay nada qué hacer, que el mundo actual así es y que no hay más que aceptarlo.

Ha llegado el momento en el que la ideología de género se puede imponer legalmente sin que haya mayor oposición. ¡Los adultos han doblado las manos! Es el momento de acabar de instaurar la cultura de la muerte. Es el momento de dominar el mundo y hacer esclava a la humanidad a favor de las mafias de izquierda (masonería).

Gracias a Dios han surgido movimientos sociales, de gente que no está de acuerdo con esta situación, que no están de acuerdo en que se expropien Catedrales, como pretenden las izquierdas en España; que no están de acuerdo que se juzgue a Obispos o Cardenales penalmente porque defienden a la vida y la familia. Hay marchas y manifestaciones enormes en todo el mundo defendiendo los valores que son indispensables para que subsista una sociedad, defendiendo a capa y espada la vida, la familia y la libertad religiosa, no aceptando la imposición de la ideología de género.

Por una vez en la Historia se está gestando una revolución positiva, que va contra todo lo malo que se ha tratado de imponer a la humanidad, que logrará con la ayuda de Dios derrocar a los dictadores del mal, que a base de imponer en diferentes formas el socialismo de izquierda (Chávez, Maduro, Castro, Evo Morales, Mao Tsé Tung, Kim Jo II, López Obrador, etc.). Hay que recordar que el PRI se declaró abiertamente de izquierda y que Beatriz Paredes, que fue presidenta del PRI, fungió como vicepresidenta de la Internacional Socialista, que entró a suplir al Comunismo Mundial, cuando éste cayó en Rusia y en Europa del Este por la actuación de San Juan Pablo II y Lech Walesa, con la Perestroika de Gorbachov.

Corresponde a estos movimientos y a que los padres se fajen los pantalones, educando verdaderamente a sus hijos, haciéndoles ver lo importante que es respetar los valores y los principios propios de nuestra sociedad, con lo cual la cultura de la vida y del amor volverá por sus fueros a regir nuestros destinos, superando las crisis del medio ambiente, de seguridad, pobreza, hambre y demás.

Definitivamente, la juventud volverá a ser el futuro del país. ¡Adiós a nuestro males y problemas!

“Donde hay Bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida”.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:41