Ciudadanos piden plebiscito para frenar Constitución CDMX

Organizaciones civiles recolectan firmas para pedir el Plebiscito; el proyecto de Constitución CDMX tiene vicios de origen, señalan.

Por considerar que el proceso para la integración y aprobación del proyecto de Constitución de la Ciudad de México es antidemocrático y anticonstitucional, organizaciones de la sociedad civil han comenzado la recolección de firmas para abrir paso a un plebiscito que permita frenar la imposición de esta nueva normatividad. Sobre esta respuesta de la sociedad civil al ejercicio ilegítimo de dicho proceso, habla para Desde la Fe José Luis Luege Tamargo, miembro del Partido Acción Nacional y Presidente de la asociación Ciudad Posible.


México; Constitución CDMX, José Luis Luege


A respecto, comenta que el proceso estuvo viciado de origen por dos razones; la primera, porque se le confirió al actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, una atribución, carente de algún fundamento constitucional, para que elaborara y presentara el proyecto; y segundo, porque la distribución de integrantes de la Asamblea Constituyente estuvo totalmente amañada desde el inicio, ya que se determinó que el 40 por ciento de sus integrantes fuera elegido bajo una fórmula de designación, lo cual dio mayorías artificiales; es decir, que se impusieron diputados al margen de la votación; “todo estuvo calculado para el que el PRI y el PRD tuvieran mayoría en todos los casos”.

“En cuanto al primer punto —explica Luege Tamargo—, no es el Jefe de Gobierno quien debe elaborar ni presentar el proyecto, sino la Asamblea Constituyente, misma que debe convocar a expertos, colegios, academias y constitucionalistas para su integración, pues son quienes tienen conocimiento profundo de las leyes y de las problemáticas que aquejan a la Ciudad. Respecto al segundo punto, las cámaras de Senadores y Diputados, así como el Presidente de la República, tuvieron la prerrogativa de designar a algunos de los constituyentes; de manera que, como el PRI tiene mayoría en ambas cámaras, y contó además con los seis miembros elegidos por el Ejecutivo Federal, dicho partido quedó representado por 22 diputados en la Asamblea Constituyente, pese a que en votación sólo obtuvo cinco; algo similar ocurrió con el PRD, que en votación obtuvo 19, pero bajo esa fórmula de designación llegó a 29 diputados”.

Señala que, por otra parte, para la elaboración del documento el Jefe de Gobierno designó a un grupo de 28 personas a quienes llamó “notables”, entre los cuales no había constitucionalistas, no estaban representadas las Cámaras y no había miembros ni del Colegio de México, ni del Colegio de Abogados, ni del Colegio de Ingenieros, ni de ninguna otra institución que pudiera hacer aportaciones de calidad al proyecto. “Era un grupo más bien de carácter ideológico, tendencioso, sin ninguna pluralidad”.

Comenta Luege Tamargo que a la etapa de conformación de la Asamblea Constituyente siguió la etapa de presentación de iniciativas ciudadanas por parte de asociaciones civiles y ciudadanos independientes. “En esta etapa, las Comisiones no admitieron una sola iniciativa que tocara temas fundamentales como la vida o la cuestión de los llamados ‘matrimonios igualitarios’, iniciativas que fueron presentadas por organizaciones como el Frente Nacional por la Familia (FNF), Red Familia y muchas otras católicas o cristianas. Hubo diputados que, aunque con reservas, impulsaron algunas de estas iniciativas, tanto del PES, como del PAN, del PRI y del PEVEM, pero ninguna fue discutida en el pleno, violentando totalmente el proceso de discusión democrática necesario para la elaboración de la Constitución. ¡Han dejado a la ciudadanía en un absoluto estado de indefensión!”

Es por eso —señala el Presidente de Ciudad Posible— que convocamos a los ciudadanos a participar en este ejercicio ciudadano que organizaciones de la sociedad civil estamos pidiendo que se lleve a cabo para frenar el proyecto de Constitución. “El plebiscito es una figura establecida en la Ley de Participación Ciudadana, a la que debe convocar el propio Jefe de Gobierno antes de aprobar el proyecto de Constitución, a partir de la presentación de cierto número de firmas que respalden la medida. La Ley establece que, para la realización del plebiscitó, debe firmar el 0.4 por ciento de los electores en la lista nominal, lo cual nos da una cantidad de alrededor de 30 mil firmas. Eso es lo que se requiere”.

Explica que para la obtención de firmas se está distribuyendo, a través de internet, formatos que las personas pueden bajar e imprimir, para ser entregados a más tardar el día 30 de enero en las oficinas de Red Familia, Hipólito Taine, 205 B, Polanco, o acudir esta dirección a firmar directamente, ya que las firmas electrónicas no son válidas para tal efecto; la firma tiene que ser autógrafa. “El formato tiene un encabezado donde se establece el motivo, y en la parte inferior contiene el aviso de privacidad; el elector debe poner su nombre completo, perfectamente legible, y la clave que aparece en el frente de la credencial para votar; debe ser de la Ciudad de México, no puede ser de la zona conurbada, y la firma tiene que ser la misma que aparece en la credencial del INE”.

Señala que se está convocando a firmar a través de muchas organizaciones, como el FNF, la Coordinadora Ciudadana, y Ciudad Posible. “Además estamos buscando a autoridades de las principales universidades católicas, como la Universidad Lasalle, la Intercontinental, la Panamericana y la Anáhuac; también estamos convocando a parroquias, a la Escuela de Pastora. No debemos permitir que se nos imponga una Constitución diseñada desde el esquema de la ideología de género, misma que se pretende llevar hasta las escuelas sin importar el tipo de educación que los padres hayan elegido para sus hijos”.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:45