Un empresario siempre tendrá retos y para esto es importante que sepa cómo y con qué enfrentarlos.
Necesitamos comprometernos de manera decidida con la creación de más y mejores empleos, con el cumplimiento de nuestras obligaciones fiscales y con la salud de las finanzas públicas.