La crisis humanitaria que se vive en Venezuela es la oportunidad para una reflexión seria en nuestro país que derive en un fortalecimiento de nuestras instituciones y de la sociedad civil.
Sólo a partir de una sociedad responsable, crítica y participativa es que podremos hacer de este 2019 un año de paz y reconciliación tan necesario para nuestro país.
Estas fechas navideñas son la oportunidad ideal para unirnos en familia en torno al nacimiento de Belén y sacar lo mejor de nosotros mismos.
Corresponde a la sociedad civil trabajar por una educación de calidad centrada en la persona y no en intereses de grupos.
Las peregrinaciones son la manifestación humana por excelencia para representar el camino del hombre hacia lo trascendente. Nuestro país tiene en el 12 de diciembre una de las mayores expresiones de ese caminar.
El crecimiento y mejoramiento de nuestro México dependerá de que trabajemos unidos como sociedad, no de redentores ni líderes mesiánicos
Si bien es necesario retomar valores como la familia, respeto a la vida y la solidaridad, la pretendida constitución moral propuesta por AMLO dista mucho de estos ideales.
El perdón anticipado ofrecido por López Obrador a todo acto de corrupción anterior a su gobierno no es propio de un Jefe de Estado, es una apología de la impunidad.
El camino para un México democrático y fuerte, está en la solidaridad, diálogo y escucha; no en la polarización y división social.
La caravana migrante ha llegado a la Ciudad de México, gran oportunidad de hacer vida la cultura del encuentro.
La decisión de cancelar la construcción del aeropuerto en Texcoco es sólo el primer indicio de lo que se viene durante la administración de López Obrador.
Nuestra democracia está bien fundada en importantes instituciones, siendo una de ellas el Instituto Nacional Electoral.
La organización ProPublica publicó el audio de una decena de niños llorando en un centro de detención. Ni eso ha detenido a la administración de Donald Trump, que ha separado a más de dos mil familias.