¡Seria advertencia!

El pueblo no debe seguir siendo engañado y debe hacer sentir lo que quiere y necesita.


 pueblo engañado


El dilema del Aeropuerto nacional e internacional de la Ciudad de México (Capital del país), es muy importante, porque mal solucionado puede causar un tremendo daño al país (aunque lo nieguen), unas perdidas astronómicas de dinero que podrían emplearse para mitigar en forma notoria la pobreza y el hambre de los más desprotegidos, perdida de trabajo de miles de trabajadores, las complicaciones de funcionamiento de vuelos y enlaces al haber tres terminales en lugar de una central, la pérdida de su Base Aérea a la Fuerza Aérea Nacional, la construcción adicional de sistemas de comunicación entre sí de los tres aeropuertos y con la Ciudad de México. Pero sobre todo es de suma importancia por ser un aviso de lo que le espera al país, a nosotros y a nuestros hijos. No queremos que por el populismo enarbolado por la izquierda por donde puede, lleguemos a una situación igual a la de Venezuela. Los pobres venezolanos sufren la peor pérdida de libertad que se puede imaginar, persecuciones, muerte, pobreza, hambre, falta de medicamentos, migración inimaginable (millones que no pueden seguir viviendo en el país). La impresionante migración de centroamericanos que estamos presenciando no es nada comparada con aquella. ¡No queremos eso aquí!

Muchos sectores han expresado su opinión (que ha querido ridiculizar) contraria a lo decidido por López Obrador, que no por el pueblo (eso es una vil farsa). Lamentablemente no se toman en cuenta lo que manifiestan los que saben sobre el punto y se fundamenta la decisión en quienes no saben nada absolutamente, aparte de estar la supuesta consulta totalmente amañada.

Voy a citar una investigación hecha hace unos días por el prestigiado periodista, cronista, encargado de las noticias en radio y televisión: Ciro Gómez Leyva quien envió a colaboradores suyos a recabar datos fidedignos sobre el caso.

De ahí se encontró que en el Nuevo Aeropuerto de Texcoco se han invertido más de $ 200 000 000 000.00 (doscientos mil millones de pesos), siendo el avance de un 40 % y que pronto se terminaría, se encuentran trabajando 45 000 personas, que al cerrar la obra se quedarían sin trabajo. El cancelar los trabajos será más caro que terminar el aeropuerto. Se estaría tirando una cantidad exorbitante de dinero a la basura, sin beneficio alguno. Dinero que podría emplearse en beneficio de obras de beneficio social.

De lanzarse sobre el proyecto de Santa Lucía, Toluca, y el actual aeropuerto, la Fuerza Aérea Nacional se quedaría sin aeropuerto, teniendo que construir otro, lo que implicaría otro gasto enorme más, además del costo de los tres para que funciones, lo que tardaría mucho más para funcionar, que terminar el de Texcoco. La interconexión entre los tres aeropuerto sería un problema serio y costoso. Un grupo fuerte de empresarios e inversionistas nacionales y extranjeros (necesitamos inversión de fuera en México), han ofrecido comprar el aeropuerto nuevo y terminarlo. ¡Ya no le costaría un centavo a la nación!

Además se encontró que donde se instalaron las casillas el 60 % lo controlaba Morena, el 20 % el PAN y el 18 % el PRI. Su ubicación estuvo totalmente amañada, las papeletas no estaban foliadas, muchos votaron varias veces. No debería haberse hecho, pues López Obrador no tiene autoridad todavía al no haberse investido como Presidente aunque ya lo fuera no le corresponde al convocar sino al Congreso y ejecutarse la consulta a través del Instituto Nacional Electoral.

Ya advierten que se legalizara el “uso lúdico” para el entretenimiento y “la superación personal”. Que se sientan en las nubes, aumenta los factores de adicción, de lo que ya no se podrán librar y requerirán cada vez mayores estímulos (Éxtasis, Opio, Cocaína, y otros) convirtiéndose en esclavos de la adicción, perdiendo todo interés en la familia, en el trabajo, el que perderán forzosamente. No veo en absoluto que eso signifique superación personal. Al contrario es arruinarle la vida principalmente a la juventud. Es mentira que con esto se acabara la violencia de los carteles, al contrario al tener libre el terreno, crecerá entre ellos la lucha por controlar el mercado, aumentar su territorio y las rutas de transporte de la droga.

En todo eso y otras señales está la seria advertencia, de lo que le espera a México, a nosotros, a nuestros hijos y nietos (Nadie puede decir a mí no me tocara), del populismo que se pretenderá imponer a como dé lugar. La desgracia de Venezuela es lo que nos espera si dejamos que se nos imponga cruzados de brazos. Todos los sectores tendrán que unirse y con firmeza defender nuestra libertad, nuestro nivel de vida que justamente hemos conquistado, el tener alimentos y medicamentos, trabajo y liberta religiosa, sin persecuciones y mártires. No olviden lo que está pasando en Venezuela, que es lo que han sufrido en Cuba, de donde precisamente Maduro consigue a los “mercenarios”, que lo mantienen en el poder. No olvidemos a Zapatero que con su socialismo hundió la economía de España y la de todos los países la URSS, Europa del Este, Grecia, Argentina, Brasil, etc. en los que se logró establecer un gobierno socialista (de izquierda).

No podemos dejarlo, que estamos a punto de llegar a esa situación. Entre todos tenemos que regresar a lo que somos, a reinstaurar la cultura de la vida y del amor. Tenemos que convencer al pueblo que no se deje engañar de los falsos profetas, de los lobos con piel de oveja.

“Donde hay bosques hay agua y aire puro; donde hay agua y aire puro hay vida.”

Te puede interesar: Catón… y el Peje

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com