Imprimir esta página

Festival de la Madre cuando le dan en la ídem

El festival del día de las madres más grande que ha visto esta ñora es el que los amlovers le están dando a México.


Festival del día de las madres


Esta ñora no es muy fan de los festivales de día de la madre, porque además de tener que conseguir disfraces que implican un viaje de exploración más grande que el que Marcelo Ebrard va a emprender para encontrar la cura del VIH, ah, no perdón, que nada más va por a ir a buscar unas medicinas que podría buscar en internet. Disculpas por la interrupción, ya tenemos el disfraz. Ahora hay que levantarse temprano para cumplir con las estrictas indicaciones de la miss y hacer trenzas o rizos o cabello lacio o envaselinado o cualquier cosa que el cabello de la bendición nomás no tolera. Una vez logrado eso, hay que vestirse de “punta y blanco” como decían las abuelas para no sucumbir a las críticas de las otras ñoras. ¡Qué desfile de la moda en París ni qué zarzamoras moradas! Ahí se ven las tendencias, aunque en algunos casos es la tendencia al ridículo, pero, en fin.

Para cuando esta ñora llega a sentarse, luego de una pequeña batalla campal con las abusivas que llevan cuatro chalinas para apartar catorce lugares, está agotada. Y sí esta ñora entonces disfruta los brincos y voltereta de sus escuincles, perdón, bendiciones en vivo y hasta echa una lagrimita cuando la bendición no olvida ni una letra del “Mamá, soy Paquito” ... Eso si tiene suerte y la ñora de adelante no alza su Ipad para grabar, en ese caso, ya l contempla en la pantalla sintiendo que anda en un concierto de rock.

Lo curioso es que este país se ha convertido en un deslucido festival de día de las madres, pero invertido, los que dan brincos y maromas son aquellos que todavía se aferran a defender al inaguré-el-inicio-de-estudios-en-Santa-Lucía-porque-me-encanta-fingir-que-inicio. Hay que reconocer que desde hace varias semanas cada vez son menos los dispuestos a hacer las contorsiones necesarias para justificar que se insista en que se combate la corrupción, pero no haya hoy en día nadie en la cárcel, que se diga que hay muchos ahorros en el gobierno cuando en realidad no se está gastando el dinero ya programado –eso se llama subejercicio, apunta el ñor–, que se haya descubierto que la dichosa compra de las pipas se hizo bajo un esquema de triangulación que NO PERMITE saber qué pasó con ese dinero… y ahora como cereza del pastel una de las responsables de esa compra desastrosa dirigirá el proyecto de la Refinería de Dos Bocas.

La refinería que ninguna empresa en el mundo mundial del universo universal es capaz de construir ni en el tiempo, ni con el misteriosos presupuesto que el a-mi-gobierno-nadie-le-da-cachetadas-el-moretón-de-la-mejilla-es-el-logo-de-Morena dice que se tiene que cumplir y respetar; pero que se niega a responder cómo llegó a esa cifra mágica –¿esta ñora debería usara ese número para jugar al Melate?– será construida a partir del próximo mes por la mismísima secretaria de Energía.

Alguien le dijo a esta ñora que menos mal que no se la encargó al Ejército o la Marina, y es que quizá, entre andar construyendo aeropuertos con Montaña Rusa incluida y andar recolectando sargazo porque si andan en barquito seguro, le saben ya estaban muy ocupados. Aunque al juzgar por como pinta este asunto, muy pronto se necesitará su intervención con el plan DNIII, ese que se usa para los desastres mayúsculos.

Esta ñora escribe temprano y ya no le dará tiempo de hacer un recuento de las maromas, saltos, brincos y contorsiones que los defensores a ultranza del gobierno tendrán que hacer para encontrar cómo esto que a todas luces es un desastre, es una buena idea. Y aclaremos, es un desastre no sólo por el manejo oscuro que se plantea, sino porque es obsoleto construir una refinería de ese tamaño y características cuando el petróleo como fuente de energía está en sus últimas décadas, cuando ya dejamos de ser un país con abundante petróleo, cuando el impacto ecológico y la ubicación en Dos Bocas auguran por sí solos un fracaso…

En fin, esta ñora llorara al contemplar el Festival de las Madres de los amlovers consciente de que al país se le está dando en la ídem.

PS Esta ñora felicita a todas las madres que no la leen porque son más que las que la leen. No es cierto, esta ñora es democrática y felicita a todas las ñoras madres del mundo, y muy especialmente, a la suya que espera que sí lea esta columna.

Te puede interesar: Los Avengers en el gabinete

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.