México: itinerario de reestructuración

El futuro de nuestro país dependerá de la formación que brindemos a nuestros niños y jóvenes.


Hogar y Taller libro


Haciendo eco del pasaje de la Sagrada Escritura donde Jesús dialoga con Nicodemo y le invita a nacer de nuevo (Jn 3, 3-8); un itinerario de reestructuración para nuestro país necesita forzosamente vivir esta experiencia de renacer de nuevo, renacer de lo alto.

Nacer de nuevo en nuestro amado México no es solo cambio de sexenio, o cambio de dirigencias políticas o económicas. El lugar privilegiado de un camino de novedad es lo cotidiano.

El Padre jesuita José Antonio García en su libro “Hogar y Taller” presenta 4 carismas indispensables para que toda comunidad pueda ser un referente empeñado en la tarea de construir y ser portador de mensajes y acciones de esperanza.

⁃ Lo Profético: sin profetas no hay marcha. Una comunidad sin el carisma profético pierde su capacidad de analizar el presente y sobre todo de anhelar el futuro. Sin este elemento hay amorfismo, pues necesitamos el anuncio y la denuncia. En México hay un profetismo nato, el don de la palabra se ha hecho presente desde nuestros antepasados. Hoy nuestro itinerario de reconstrucción necesita de estos profetas con valentía, no solo de palabra sino de hechos. México está orientado a ser profeta entre las naciones. Profeta de fe, de fraternidad, de servicio.
⁃ Lo Cantor: mientras vamos de camino, mientras tratamos de modelar nuestra historia personal y colectiva surgen hechos que merecen ser cantados. Ante el cansancio y la desesperanza es importante no olvidar el proverbio africano que dice: “El árbol viejo que se resquebraja hace más ruido que la selva que crece”. México tiene hitos en su historia que han pasado de generación en generación. Hoy nuestros jóvenes están ávidos de referentes que les comuniquen buenas noticias, noticias con la alegría del canto, mensajes que alienten a continuar peregrinando y no detenerse.
⁃ Lo medical: en todo grupo humano hay que enfermos, todos en mayor o menor grado llevamos heridas profundas en nuestra alma. El enfermo necesita médico que lo cure, es decir, necesita devolución de confianza en medio de la vejez, el desaliento, la pobreza, etc. México, nuestro México está lleno de heridas en lo más profundo de su ser, pero también está arropado por médicos de cuerpo, alma y espíritu. Médicos que con un gesto, una palabra, un acto de sencillez y humildad pueden transformar vidas. Al andar el camino siempre encontraremos esta necesidad de curar, en nosotros está la capacidad de multiplicar el efecto sanador.
⁃ Lo Regio: quien ejerce la autoridad, la animación, el gobierno. Ayudarse entre todos a relaciones de amistad, coparticipación social, para el saber vivir y el saber hacer. Nuestro amado México tiene hambre y sed de autoridad moral. No solo de autoridad jerárquica y mucho menos de autoritarismo. En este trayecto de transmutación se requieren personas coherentes, que acompañen, motiven, corrijan. Entendiendo la autoridad como un ministerio de servicio a lo demás.

El universo de los pobres es un lugar privilegiado para contemplar a México desde ahí. Los pobres son nuestros maestros y formadores en la generosidad con que comparten, y en la frugalidad y falta de seguridad con que viven.

La progresiva conversión de los pobres debe ser un criterio del itinerario de reestructuración de nuestro país. Esto permitirá una visión crítica de la realidad y hacernos sensibles a las necesidades y sufrimientos de los oprimidos, descubrir las raíces de su pobreza, promover la justicia, prepararnos para servirlos.

El futuro de nuestro país dependerá de la formación que brindemos a nuestros niños y jóvenes. Por lo tanto el carisma de la memoria será fundamental para quienes tenemos en nuestras manos la gran tarea de educar (papás, maestros, etc.)

Hablar de itinerario, en palabras del Padre Giacomo Bini, antiguo Ministro General de los Franciscanos se puede resumir en:

“No podemos seguir dejándonos guiar por el síndrome de la supervivencia o del activismo. Debemos tener la valentía para fijar un moratorium más o menos largo de vida para volver al origen”.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com