Sobre el ateísmo

En el plano filosófico lo que se puede hacer con rigor crítico es demoler las pruebas de la existencia de Dios indicando su inconsistencia.


Tipos de ateísmo


En términos generales ateo es aquel que ante el enunciado: <Dios existe>, lo niega o bien lo ignora para no dar como verdadero ese enunciado. Todo ateo en la medida que no asienta como verdadero el enunciado: <Dios existe>, termina negando la validez de la religión, pues resulta absurdo adorar a un Dios que no existe realmente.

Tipos de ateísmo
El ateísmo científico consiste en negar a Dios en razón de la ciencia o del avance científico. Para este ateísmo, la ciencia ha demostrado contundentemente que Dios no existe realmente, de este modo, el aceptar la existencia de Dios ya sea por la fe, ya sea por la razón filosófica, se vuelve una postura anti-científica, y como la ciencia se basa en la razón, entonces creer en Dios es anti-racional. A los anteriores razonamientos, se suma una visión evolutiva y progresista de la cultura, en donde el hombre que cree en Dios es juzgado como un ignorante o como retrógrada, en contraposición, el hombre ateo es el sabio que encarna el avance de la Humanidad. En este ateísmo científico se piensa que para que un hombre o mujer puedan hacerse científicos, primero tiene hacerse ateos, o bien el mismo avance científico los hace ateos.

El ateísmo moral es aquel que protesta contra Dios en nombre de la libertad humana. Dios es juzgado como “alguien” que, aunque es ficticio, su idea presente en el hombre impide la realización de la vida humana porque condiciona la libertad. De ahí que, para el ateísmo moral, la idea de Dios se hace insoportable como una mirada que cosifica al ser humano, por ello asume el siguiente razonamiento: “Si hay Dios, el hombre no es libre; el hombre es y debe ser libre, por tanto, no hay lugar para Dios en el hombre”. Así entonces, la negación de Dios es la afirmación de la libertad humana. Dicho ateísmo se vuelve anti-teísmo.

El ateísmo práctico es aquél que, asumiendo una raíz deísta en donde se habla de la existencia de un Dios creador del Mundo, pero no ocupado del él ni del hombre, afirma, entonces, que tanto Dios como la religión son carentes de sentido para la vida humana. Todo lo cual se resume en la frase: “Hay que vivir como si Dios no existiera”. Ya que Dios no se ocupa ni del bien ni del mal humanos, tampoco Dios se inquieta por el hecho de que algunos viven en la felicidad y otros en la miseria. La consecuencia inmediata de un ateísmo práctico es el indiferentismo religioso.

El ateísmo secular es aquél que plantea que la vida pública se organice prescindiendo de la existencia de Dios, de este modo, la religión se volvería un asunto estrictamente privado e íntimo reservado al templo y/o la vida familiar.

Finalmente es importante señalar que no puede existir ninguna demostración de la no existencia de Dios, ya se de tipo filosófico o científico. Si toda demostración consiste en hacer evidente algo que es, entonces resulta un contrasentido querer demostrar la no existencia de algo que no es, más bien, en el plano filosófico lo que se puede hacer con rigor crítico es demoler las pruebas de la existencia de Dios indicando su inconsistencia, los supuestos falsos que asumen, o bien sus contradicciones internas que pudiesen tener, pero aun así no se estaría demostrando la no existencia de Dios, sino más bien que tales pruebas de la existencia de Dios no son concluyentes, con lo cual quedaría la posibilidad de que se pudiera encontrar una demostración convincente. En el plano científico es verdad que la ciencia ha demostrado que los elementos naturales como el sol, la luna, la lluvia y demás, no son dioses, es decir las ciencias naturales han refutado al politeísmo cosmológico y las ciencias humanísticas refutan al politeísmo antropomórfico, pero lo anterior no significa que Dios o lo divino no exista, más bien lo que se prueba es que tanto el politeísmo cosmológico como el antropomórfico son planteamientos falsos con relación a Dios o a lo divino.

Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


Email marketing by Interspire