Políticos deben actuar con ética social y servicio

Frente a las elecciones que este año se verificarán en varios países de América Latina, incluyendo México, la Iglesia Católica no ofrece recetas, pero urge a las clases dirigentes a luchar contra los males de la corrupción, de la violencia y de la pobreza, en un marco de verdadera ética social y servicio, advirtió Guzmán Carriquiry Lecour, vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina.


Políticos católicos


En una entrevista realizada por el periódico Reforma, Carriquiry Lecour aseguró que en los países latinoamericanos hay una idolatría por el poder y el dinero que afecta, de manera particular, a las corporaciones de políticos profesionales, y previno que sin una vasta participación de la ciudadanía la política se empobrece y se transforma en monopolio de estas corporaciones que ven a los pueblos cómo clientelas para consensos electorales.

El funcionario de la Pontificia Comisión para América Latina señaló que resulta discordante que a pesar de que varios líderes y dirigentes políticos aseguren que son católicos, no todos siguen las enseñanzas sociales de la Iglesia. Añadió que el Sumo Pontífice ha exhortado a los líderes laicos de Latinoamérica a tener una renovada presencia en la vida pública, a través de una verdadera convicción y coherencia con le fe, los valores y las enseñanzas sociales de la Iglesia católica.

“Esos valores, explicó, son la libertad religiosa, la defensa del don sagrado de la vida, la educación a la paz en contra de la violencia, la acogida y la aceptación de los migrantes, la lucha contra la corrupción y el amor preferencial a los pobres, entre otros”, señala la publicación.

En diciembre del año pasado, se realizó en Bogotá, Colombia, el primer Encuentro de católicos con responsabilidades políticas al servicio de los pueblos latinoamericanos, que contó con cerca de 100 participantes, provenientes de toda América Latina, en su mayoría laicos con responsabilidades políticas, y algunos prelados, entre cardenales y obispos.

Su objetivo no fue forjar un bloque católico en la vida política ni promover uno u otro partido político, sino alentar, desde la distinción entre comunidad eclesial y comunidad política, una mayor participación de los laicos comprometidos en la vida política en la comunión y misión de la Iglesia y una mayor atención de las comunidades cristianas y sus Pastores a sus necesidades.

En 2018 habrá elecciones presidenciales en siete países de América Latina: Costa Rica, Paraguay, Cuba, Colombia, México, Brasil y Venezuela.

 

Con información de Reforma

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.