México país con más riesgo de populismo en AL

El país con "mayor riesgo de victoria populista" es México, donde Andrés Manuel López Obrador lidera las encuestas para ganar la Presidencia de la República, aseguró el presidente de Human Rigth Watch (HRW), Kenneth Roth, al tiempo que advirtió que políticamente hablando el presidente estadounidense, Donald Trump, es su mejor aliado porque cada vez que habla sobre México y los mexicanos, más apropiadas parecen las respuestas de tono populista que ofrece el precandidato de Morena.


Riesgo de populista


HRW presentó este jueves su Informe Anual sobre Derechos Humanos 2017, la organización señala que en México son "muy precarias" las condiciones democráticas, y señala que “durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que se inició en 2012, miembros de las fuerzas de seguridad han estado implicados en graves y reiteradas violaciones de derechos humanos —incluidas ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, y tortura— en el marco de acciones contra el crimen organizado. El gobierno ha conseguido pocos avances en el juzgamiento de los responsables de abusos recientes, y menos aún en la gran cantidad de abusos cometidos por soldados y policías desde que el expresidente Felipe Calderón comenzó en 2006 la ‘guerra contra el narcotráfico’ en México”.

Alerta sobre populismo

En la presentación del informe de HRW, Kenneth Roth, asegura que en muchas partes del mundo, hay problemas concretos detrás del aumento del populismo: la fractura económica y la desigualdad provocadas por la globalización, la automatización y el cambio tecnológico; la aversión a los cambios culturales debido a que mayor acceso a movilidad y transporte propicia la migración desde contextos de guerra, represión, pobreza y cambio climático; las grietas sociales entre las élites cosmopolitas que acogen favorablemente y se benefician con estos cambios y quienes sienten que sus vidas son ahora más precarias; y el efecto traumático de los atentados terroristas, que es usado por los demagogos para propagar la xenofobia y la islamofobia.

Abordar estos problemas, señala, no es una tarea fácil, pero en general los populistas no responden planteando soluciones genuinas, sino culpando arbitrariamente a minorías vulnerables y sectores desfavorecidos de la sociedad.

El director ejecutivo de HRW asegura que responder al “desafío populista exige no solo abordar los reclamos legítimos que lo sustentan, sino además reivindicar los principios de derechos humanos que repudian los populistas. Requiere proclamar las ventajas de que los gobiernos rindan cuentas a su población, en vez de estar al servicio del enriquecimiento y la acumulación de poder de sus funcionarios. Exige demostrar que todos nuestros derechos están en riesgo si permitimos que los gobiernos decidan qué personas merecen que se respeten sus derechos. Y requiere recordarles a los ciudadanos de a pie que necesitan los derechos humanos tanto como los disidentes y los sectores vulnerables”.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.