Migración venezolana agudiza crisis de 1.1 millones de niños necesitados

La Unicef también mostró especial preocupación ya que tanto los niños desarraigados y sus familias afrontan dificultades extras al momento de regularizar su estatus migratorio.


Niños Venezuela


Alrededor de 1.1 millones de niños necesitarán protección así como acceso a servicios básicos durante este año en América Latina y el Caribe como resultado de la grave crisis migratoria que se vive en Venezuela.

Así lo dio a conocer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que señalara también que esto se debe a los “desarraigados del país, los que regresan y los que están en comunidades de acogida y de tránsito”.

En ese sentido, el organismo internacional hizo un llamado a la comunidad internacional, específicamente a los gobiernos de la región para generar mecanismos que protejan los derechos de estos niños, incluidos migrantes y refugiados, ya que actualmente, según datos de la Unicef cerca de 500 000 niños necesitan de asistencia y protección.

Aunado a ello, diversas organizaciones humanitarias prevén que más de 4.6 millones personas en Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Perú y Trinidad y Tobago necesitarán ayuda migratoria durante 2019 también por la fuerte ola migratoria fruto de la crisis política, económica y humanitaria que azota a Venezuela.

Lo cual ha provocado que tanto países de tránsito como de acogida se enfrenten a una sobrecarga que dificulta la prestación de servicios esenciales como protección, atención sanitaria y educación.

La Unicef también mostró especial preocupación ya que tanto los niños desarraigados y sus familias afrontan dificultades extras al momento de regularizar su estatus migratorio, algo que puede afectar a su acceso a protección social, atención sanitaria, desarrollo infantil temprano y educación. A ello hay que agregar el riesgo para los menores migrantes de sufrir discriminación, violencia, separación familiar, explotación y abuso.

María Cristina Perceval, directora regional de la agencia para América Latina y el Caribe, señaló que "los estándares internacionales de los Derechos Humanos piden a los Estados que permitan la entrada y el registro de los niños como una precondición para llevar a cabo los procesos iniciales de evaluación para su protección".

Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, más de tres millones de venezolanos han abandonado el país durante los últimos tres años, sin embargo, hay estimados de que para finales de 2019 la cifra alcanzará la cifra de 5 millones.

De acuerdo con la Unicef, registrar a los niños en tránsito es el primer paso para garantizar sus derechos, ya que la información recogida durante el proceso de registro también proporciona a los estados información valiosa para implementar una mejor respuesta que brinde los mecanismos adecuados para los menores.

Unicef se encuentra en trabajos con los gobiernos de países de tránsito para asegurar su adhesión a los estándares internacionales en los procesos oficiales de migración: proteger a los niños, no devolución, no separación de las familias y su reunificación, no detención de los niños y familias, etc.

Te puede interesar: Ante posibilidad de arresto, Guaidó desafía nuevamente al régimen chavista 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.