Andrés Manuel, ya urge que aprendas

Sólo te escuchas tú, no investigas, no te rodeas de gente capaz de hacerte entender lo que es el acto de gobierno democrático y participativo.


Crisis sanitaria


Según la Real Academia Española aprender es adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia. Y por otro lado tenemos que el aprender es fijar algo en la memoria. Para aprender se necesita una repetición de hechos que nos permitan darnos cuenta de lo que hacemos y de lo que sabemos. Y el aprendizaje nos lleva a tener conocimientos, habilidades y que nos sirva para modificar éstas últimas con la misión de obtener un avance gracias al cambio.

Tú, Andrés, no has querido aprender, solo se te va el tiempo en hablar de lo tuyo y en imponer a costa de lo que sea tu santa voluntad y lo vemos en temas importantes como el combate a la corrupción, la educación, la salud, la economía y la seguridad. Sólo te escuchas tú, no investigas, no te rodeas de gente capaz de hacerte entender lo que es el acto de gobierno democrático y participativo.

Combate a la corrupción: Tu gran bandera de años. Pero no todos somos aplaudidores ni desmemoriados. Tú has participado y solapado actos de corrupción, de violar las leyes, generas impunidad a cambio de testimonios que afectan a tus adversarios políticos. Esa misma técnica que usó el PRI para que llegaras a donde estás. Tú dijiste que usarías el cubrebocas cuando no hubiera corrupción, ahora no lo usas, entonces hay corrupción en tu gobierno. Tus hijos que nunca han trabajado en algo estable ahora son grandes empresarios. Nos merecemos una explicación clara de donde salió el dinero para esas empresas. No hay licitaciones. Y paras inversiones como el NAIM por corrupción, pero no caen los corruptos, paras la cervecera por corrupción, pero no hay detenidos, igual con el Seguro Popular y las Estancias Infantiles, y ahora vas por los Fideicomisos, todo porque hay corrupción ¿Y los corruptos dónde están? Y faltan más acciones. pero lo dejo así como muestra basta un botón.

Educación: No quieres entender y quieres imponer la idea de Olga, que por cierto cobra doble salario, sobre el tema de la Educación. Mira, Andrés, la diferencia que hay entre enseñar que es la parte del gobierno y la de educar. En el tema hay muchos expertos que coinciden y yo, aunque no soy experto, sí he sido docente y soy padre de familia y comparto las definiciones que hay entre los dos temas. Educas y formas una capacidad moral, afectiva e intelectual. Enseñas y transmites conocimientos, técnicas y habilidades. La educación les corresponde a los padres de familia. La enseñanza al gobierno. Por eso ustedes deben mejorar la calidad de la enseñanza en las aulas, no meterse en la educación eso no les toca, no quieran adoctrinar con sus ideas raras a los niños y niñas de México. Por cierto, el negocio que harán las televisoras con ustedes es fabuloso, pero la enseñanza no mejorará, no hay retroalimentación, no hay como quitar dudas, no hay intercomunicación.

Salud: Tu gran talón de Aquiles Andrés. No tienes un secretario que funcione, tienes un vocero inepto que en 2009 fue despedido por incapaz y mentiroso. Desde que entraste bajaste el presupuesto a la Salud, quitaste programas que funcionaban, y lo que no estaba claro era cuestión de haberlo mejorado, pero no quitarlo. No hay medicinas. No hay avances científicos. Violas la Constitución, ésa que prometiste respetar y hacer respetar. Estamos en una crisis sanitaria mundial, pero no actuaste rápido, no fuiste capaz de copiar modelos exitosos que evitara el crecimiento exponencial que tenemos y que dañaran menos la integridad física y la economía de los mexicanos. Nos dan cifras alegres sobre la pandemia, miente López Gatell al decir que ya se aplanó la curva. Tenemos el tercer lugar mundial de defunciones. No hay pruebas, no hay inversiones. Y ahora con la modificación a la Ley de Adquisiciones más desabasto tendremos o medicinas de pésima calidad. En fin, un desastre.

Economía: Dijiste que la Pandemia te cayó como anillo al dedo, claro para echar la culpa de todo el desastre financiero y económico a la misma. Pero está claro que desde antes de la aparición de la Pandemia en 2019 ya tenías sumido a México en una crisis, no hubo crecimiento. Ahora lo olvidas o, mejor dicho, quieres cambiar el término quitando crecimiento por el bienestar. No te confundas y no confundas se debe hablar de crecimiento, cuando hay crecimiento hay bienestar. Tú prometiste crecimiento del 4% y lo apostaste, pero no lo hay, ahora con la crisis sanitaria pues ya ni hablamos. Estás acabando con el turismo, estás acabando con el campo, estás espantando a los inversionistas, quitas todo lo de energías limpias y eso genera atraso, enfermedades, y falta de inversiones.

Seguridad: Te llenas la boca hablando de narco estado. Hoy dicho por ti abrazos no balazos, no voy por los capos. Violas la ley con acciones que no son de tu competencia, bajo la tolerancia de tus allegados soltando a Ovidio. Dices que saludas a una anciana como la mamá del Chapo. ¿Por qué no saludaste ancianas que pedían tu ayuda en Veracruz por ejemplo? Hoy tenemos más muertes, más delitos y menos acciones que nos garanticen la tranquilidad.

Andrés Manuel, no se trata de que renuncies y te vayas, se trata de que corrijas el rumbo, se trata de que seas capaz de escuchar y no seas totalitario. No es malo decir no sé y preguntar, sí es malo y de ignorante no preguntar, no ser capaz de corregir. Los 4 ejemplos que puse para que aprendas los tomé de tus campañas, de tus compromisos. México necesita gobernante no político en campaña permanente que denosta y divide; no mañaneras sí obras públicas, inversiones y democracia. En más de año y medio de tu mal gobierno no hemos visto que inaugures alguna obra importante que hayas empezado y que genere Bien Común. No todo es el avión y tus tres obras de capricho que serán inútiles.

 

Te puede interesar: ¿Provida y promujer?

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.