Las purgas pejistas

Mal empieza el gobierno de la 4T al realizar sus respectivas purgas políticas.


4T


Las Sturmabteilung o SA fueron un grupo de choque dirigido por Ernst Röhm al final de la Primera Guerra Mundial y durante la República de Weimar que permitieron el ascenso de Adolf Hitler y los nazis al poder en Alemania; sin embargo, Ernst Röhm tenía dos grandes defectos, muchos enemigos en la cumbre del partido nazi, como Hermann Wilhelm Göring y que era homosexual. Las SA servía también de prostíbulo para atraerle jóvenes.

Al año de volverse canciller, Adolf Hitler, empujado por los detractores de Röhm, lleva a cabo lo que se conoció como la Noche de los Cuchillos Largos. En este suceso, se capturaron a los principales dirigentes de las SA, incluyendo a Röhm quien terminaría suicidándose en prisión con una pistola que le proporcionaron.

Así desaparecería la SA y surgirían las SS de Heinrich Himmler. Los elementos de las SA o fuerzas de asalto que sobrevivieron a dicho evento, fueron absorbidos por el nuevo grupo de choque de los nazis.

No sólo los nazis hicieron su purga, en la URSS, Iósif Stalin haría la propia, conocida como la Gran Purga. Una de sus víctimas fue León Trotski quien moriría en México a manos de un republicano español.

Mal empieza el gobierno de la 4T al realizar sus respectivas purgas políticas. Sus primeras víctimas fueron la exjefa de gobierno Rosario Robles Berlanga y el argentino Carlos Ahumada.

La primera fue la que impulsó la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, quien no cumplía con los requisitos constitucionales para ser jefe de gobierno del Distrito Federal y que, gracias a ello, ganó ligeramente a su principal competidor Santiago Creel Miranda de Acción Nacional.

De ahí, la entonces popular Rosario Robles, se hizo de la presidencia del Partido de la Revolución Democrática, conocido como PRD. Esa popularidad causó la envidia del Jefe de Gobierno.

La Jornada, ya controlada por el actual mandatario, la culpaban de permitir la militancia de los salinistas Manuel Camacho Solís y Marcelo Ebrard Casaubón. Hoy en día vemos quien realmente los afilió al partido.

Rosario Robles, cuando era jefa de gobierno, mantuvo una relación sentimental con el empresario argentino Carlos Ahumada, quien estaba siendo extorsionado por el gobierno de López a fin de dar dinero para poder concluir las obras.

El caso explotó cuando Ahumada grabó a Rene Bejarano, secretario particular de López; a Carlos Imaz, esposo de Claudia Sheinbaum y otros personajes, recibiendo dinero para ir armando la campaña presidencial del jefe de gobierno para el 2006.

Lo anterior truncó las aspiraciones del actual mandatario, quien perdió legítimamente por voto popular contra el candidato ganador, don Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, por un estrecho margen.

Como jefe de gobierno, también habían acusado a Rosario Robles de malos manejos. Lo cierto es que el primer mandatario viene a cobrarse viejas rencillas mediante una detención que viola todos los derechos de Robles y con lo cual da paso a las primeras purgas del gobierno de la 4T.

 

Te puede interesar: Sexenio de buitres y coyotes 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.