Imprimir esta página

Programa de estancias infantiles

Andrés Manuel López Obrador en su campaña se mostró como un líder que buscaría el bien común del pueblo Mexicano, apoyando a la familia y generando bienestar para éstas; pero sus acciones demuestran todo lo contrario.


AMLO estancias


Nadie en su sano juicio puede decir que trabajar con políticas públicas que beneficien a la familia y generen condiciones de bienestar es una política equivocada, nadie puede generar divisiones de conservadores o liberales, de izquierda o de derecha, a programas que se han comprobado funcionan y cumplen objetivos de superar dificultades personales. Ante políticas de participación ciudadana de manera solidaria y subsidiaria no podemos estar indiferentes.

El fin último de la política es el Bien Común, y más si es de la política social. La política social para ser realmente de resultados positivos tiene que ir de la mano de un compromiso del beneficiario y no asistencialista. Este tipo de política que es para fortalecer a la familia, que es subsidiaria y no asistencialista, pero sí solidaria es precisamente el Programa de Estancias Infantiles para apoyar a madres trabajadoras y padres solos.

Gracias a este tipo de programas la fuerza laboral femenina se incrementa y la tranquilidad para los padres es mayor. Gracias a este programa los hombres solos pueden salir a laborar con confianza y rendir más, pues no hay preocupación de como estarán sus hijos. Igualmente, la mujer desarrolla potencialidades de trabajo y capacitación que le permiten progresar al saber que sus hijos están bien cuidados. Pero además el programa GENERA EMPLEO y el dinero no es de regalo es ganado. Hay responsabilidad compartida entre gobierno y ciudadano.

Este programa vino a resolver carencias por falta de espacios como guarderías del IMSS o del ISSSTE o particulares. Es un espacio real de beneficio ya que además de la aportación del gobierno se permite aportación del beneficiario. Es un espacio seguro para los niños, es un programa social que cumple normas de seguridad al máximo y que es supervisado hasta por la Auditoría Superior de la Federación.

No podemos caer en la tentación de que todo lo pasado es malo y corrupto, no podemos caer en la tentación de engañar al pueblo. No debe confundir el presidente este programa perfectamente vigilado y trabajado con otros espacios, que por cierto cuando dijo que la guardería ABC era de un lugar o programa parecido, se equivoca la Guardería ABC es una guardería del IMSS con muchos años de presencia. Igual habló de cómo se transfiere el recurso, que debe ser directo, pues desconoce cómo funciona la aportación gubernamental, es directa sin intermediarios a la cuenta de la responsable de la estancia. Señor presidente no todo lo pasado es malo. Debe reconocer lo bueno y continuarlo.

Desde luego que para que se autorice la apertura y el funcionamiento hay medidas de seguridad muy estrictas como el número de cuidadoras por niño, los metros cuadrados por niño, la distribución de espacios como dormitorios, cocina, comedor, área de juegos, área de trabajo. Hay normas para el tamaño de las puertas de salida de emergencia, que se deben revisar diario para que estén al 100% libres. Por lo que los accidentes son propiamente nulos. Por lo menos yo no tengo datos de accidentes en las Estancias Infantiles en los últimos años.
Los últimos presupuestos para el programa han sido importantes por ejemplo en el 2017 de $3 884 255 950 en 2018 de $ 3 672 709 769. La baja fue por la baja de beneficiarios que atienden a más de 290 000 personas. Hoy funcionan, pero no se puede pagar salarios, gasto corriente y las responsables están en un peregrinar constante, además de la intranquilidad para las familias beneficiadas.

Si realmente el Gobierno Federal quiere lograr cambios en México, debe continuar con los programas que funcionan, debe quitar los que de plano no sirven y perfeccionar los que están con errores pero que funcionan para el desarrollo de México y sus habitantes. Ya no escudarse en que todo era corrupción, señor presidente si detecta corrupción aplique la ley pero no detenga lo que funciona. Un ejemplo de lo que digo es como suspende la obra del NAIM, error, era detener la obra temporalmente, revisar los contratos y aplicar la ley si había anomalías. Ya basta de caprichos.

Sus ahorros están saliendo más caros como el del avión presidencial que por contrato deberá pagar este año más de 700 millones de dólares.

Por eso, me sumo a millones de mexicanos que exigen la continuidad al 100% y mejorado si gusta el programa de Estancias Infantiles. De cerrarlo, de reducirlo generará desempleo, generará incertidumbre en el cuidado de los niños, generará que madres y padres dejen de trabajar o de capacitarse y que en las familias haya intranquilidad por el cuidado de los menores.

Tenga en cuenta presidente que este programa es para contribuir a dotar de esquemas de seguridad social que protejan el bienestar socioeconómico de la población en situación de carencia o pobreza mediante el mejoramiento de las condiciones de acceso y permanencia en el mercado laboral de las madres, padres solos y tutores que buscan empleo, trabajan o estudian y acceden a los servicios de cuidado y atención infantil.

Te puede interesar: No más engaños, presidente López Obrador

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com