Proceso electoral que consolida la revancha

La desigualdad con Morena aumentó, los beneficios a unos pocos con Morena siguieron y los capitales privados son los que mueven a las naciones.



El día 6 de junio se llevaron a cabo las elecciones más grandes de la historia. Hay miles de resultados, pero hay que esperar al miércoles para tener los resultados definitivos. Por lo pronto, el INE mostró la madurez y ser un organismo muy confiable.

Sin estar AMLO en las boletas fue el gran participante y mostró su fuerza para refrendar triunfos en México. La revancha del mexicano sigue su curso. Seguimos viendo la polarización de nuestra patria. Seguimos viendo el poder del ataque diario que tiene el inquilino de Palacio hacia los que no piensan como él y por ende los que lo idolatran siguen dándole su apoyo. Una sociedad resentida por la desigualdad perdona los cientos de errores de su Tlatoani y sus lacayos. No importó el desastre económico de México, no importó el desastre en salud, por la pandemia y el cáncer por poner dos ejemplos, no importó el aumento de la violencia e inseguridad, no importó la desgracia de la Línea 12 del Metro, Morena refrenda su músculo.

Ayer pude ver varios programas con “analistas” y “expertos” a nivel nacional y local y muchos se alegraban de que el 55% del padrón electoral salió a votar. ¿De qué se alegran? Es una pena que ante la situación que vivimos en México y la importancia de este proceso electoral, hayamos tenido un 45% de abstención. No es posible que los ciudadanos no entiendan la importancia de la Cámara de Diputados y dejen que otros decidan. No es posible y me da mucha pena la apatía de la juventud de México que no salió a votar. En ambos casos no hay pretextos.

Los que no votaron no tienen derecho a quejarse, no tienen derecho a opinar en el futuro, dejaron en manos de otros su decisión. Los jóvenes no tienen excusa, no pueden decir que no se sienten identificados por nadie, que no son educados con el ejemplo, creo tienen la edad y capacidad suficientes para haber salido a decidir. Y claro que ese abstencionismo dañó a México. Sí, estoy de acuerdo muchos de los que no votaron pudieron haberlo hecho por Morena y sus aliados, pero no votaron, ese es el pecado y la violación a la ley.

Hoy tenemos una amenaza más y es Dante Delgado con su Movimiento Ciudadano, ya que la duda es ¿Se rendirá ante su “amigo” y patrón AMLO? ¿Venderá caro su amor? O pensará más en México y los mexicanos.

Muchos gritarán y se enojarán, muchos no estarán de acuerdo, pero el día 6 de junio los grandes derrotados del proceso electoral fueron los “Tres Partidos más fuertes” y las organizaciones que se armaron para derrotar la tiranía y el autoritarismo. No me cabe en mi cabeza el ver que Sí Por México, FRENAAA, Poder Ciudadano entre otros no hayan tenido la fuerza y capacidad para derrotar al mal gobierno.

No vengan con triunfalismos de que se le quitó la mayoría calificada a Morena y sus satélites en la Cámara, eso no es cierto, puede haber traiciones o arreglos para que AMLO logre su propósito de hacer la 4ª Constitución a su antojo, ya verán que lo está midiendo muy bien. Tiene hoy seguro la mayoría simple, o sea, el manejo del presupuesto a su antojo, no habrá fiscalización adecuada, no habrá reglas de operación a los programas sociales, no habrá contrapesos a sus caprichos, podrá cambiar las leyes como quiera. Conclusión NI UNA COMA SE LE MUEVE A SUS CAPRICHOS.

A niveles locales las gubernaturas las gana Morena, los Congresos Locales muchos los gana Morena y es una pena, por ejemplo, mi estado Veracruz, un pésimo gobernador y los veracruzanos le ponen el Congreso Local en charola de plata. Desde luego que vivimos el voto de la revancha consolidada.

El mensaje del pueblo puede ser ya no queremos desigualdad, ya no queremos beneficios para unos pocos, ya no queremos capitalismo. Pero lo malo es que la desigualdad con Morena aumentó, los beneficios a unos pocos con Morena siguieron y los capitales privados son los que mueven a las naciones. El estatismo solo genera más desigualdad, más pobreza y menor empleo, eso no lo entienden, solo entienden que tienen a su vengador en Palacio Nacional.

Otra realidad que se puede ver sobre todo en elecciones de Ayuntamientos y Congresos Locales es que la gente vote más por el candidato que por el Partido, pero lo que no ven es que aunque el candidato sea una buena persona, ese candidato a la hora buena va a defender a su Partido y a quien lo puso. No entiendo cómo por ejemplo en Orizaba le dan la reelección a la Diputada Federal Corina cuando su actuación fue mala, fue gris, solo vio el interés de su Jefe AMLO y no le importó el pueblo. Pero así las cosas.

Ahora lo que debemos hacer es formar ciudadanía consciente, debemos exigir que los partidos sean más democráticos, sean más incluyentes, sean realmente una representación ciudadana.

 

Te puede interesar: Participación ciudadana 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.