Este virus en cualquier descuido te agarra

Nadie está consciente verdaderamente del peligro del COVID-19 hasta que nos llega y la mayoría de las veces nos toma sin estar preparados. Está claro que este virus en cualquier descuido te agarra.



Después de vivir la experiencia del COVID-19, lo menos que puedo hacer es darles estos simples consejos que pueden hacer la diferencia:

Está claro que este virus en cualquier descuido te agarra.

1.- Nadie está consciente verdaderamente del peligro, sino hasta que llega y la mayoría de las veces nos toma sin estar preparados.

2.- Lo más importante es que NO dejen de usar el cubrebocas por ningún motivo cuando interactúen con gente y menos dentro de un auto.

2.- Si tienen conocimiento de haber estado con alguien contagiado, estén atentos a cualquier síntoma, esta es la clave para detener a tiempo el ataque del virus.

3.- Normalmente los síntomas aparecen dentro del 2° al 4° día, pudiendo extenderse hasta el día 7, pero esto no es regla. En mi caso, fue el segundo día de haber estado expuesto (apareció un poco de irritación en la garganta y un muy leve intento de tos atrapada entre el pecho y la garganta y en la noche del tercer día una leve temperatura, sin mayor tema). Síntomas: temperatura y/o dolor de cabeza y/o irritación de garganta, ojo que puede confundirse con alergía, pero no es igual y algunas veces pérdida de olfato y gusto y diarrea.

Una vez identificados los síntomas, hacerse la prueba al segundo o tercer día y en caso de salir positivo, iniciar de inmediato el tratamiento para evitar que el virus se desarrolle y baje al pulmón.

5.- Contactar previamente a un doctor que pueda atenderte (de preferencia que tenga experiencia en COVID-19) y hacerle caso a él, sino se vuelve un problema la cantidad de información que llega por todos lados.

6.- Esta enfermedad tiene 2 fases, si es que se puede decir así:

La primera, es la de incubación y desarrollo en garganta, y la segunda, de inflamación; si logramos contener el virus en la primera fase, se logrará que no desarrolle hacia los pulmones y sólo presente, en todo caso, una ligera inflamación pulmonar que puede provocar un poco de tos pero nada mas.

La gente que no inicia a tiempo el tratamiento presenta más síntomas delicados entre el día 6 y 9.

Tardarnos en el tratamiento o en la identificación de los síntomas es la gran diferencia entre salir y no salir.

7.- Es importante también a la semana hacerse una tomografía o placa simple de torax para evitar que el virus haya atacado de manera silenciosa al pulmón y se pueda descubrir tarde. De ahí que debemos también estar tomando constantemente la saturación (oxigenar arriba de 90).

8.- Anexo el tratamiento (kit médico) que recibí y que me atrevo a recomendar.

Este doctor hasta ahora ha atendido a unas 150 personas y ha tenido excelentes resultados con esta fórmula. Para muchos doctores, esta fue exagerada pero para mi doctor es la correcta; sus pacientes así se lo han confirmado y me dice que en este caso especial no podemos arriesgarnos; quizá para mucha gente sean suficientes simples analgésicos, antihistamínicos o antiinflamatorios, pero esto también ha demostrado que para muchos no lo es y cuando llegan a los doctores, estos ya no los alcanzan. (Caso aparte son las personas con problemas de salud previos que hacen que se complique cualquier tratamiento).

Fuera de esto último caso, estoy convencido que si la gente estuviera informada todo sería diferente.

Desafortunadamente, el responsable de una sociedad desinformada ha sido única y exclusivamente el gobierno. Sí este tuviera como prioridad tener garantizadas las pruebas y el medicamento indicado, estaríamos en una situación muy distinta a lo que hoy tenenos en cifras.

Sugiero que el Consejo de Salubridad acuerde cambiar la estrategia y aprueben un tratamiento único y garanticen las pruebas y medicamento idóneo, en resumen: informar, garantizar pruebas, garantizar medicinas.

Si dejamos atrás solo lo preventivo y pasamos a lo correctivo o proactivo, entonces podemos abrir la economía al 100% y ganamos todos. La gente aprende a convivir con el virus pero sin miedo, sabiéndole atacar y la recuperación económica vendría inmediatamente sin el riesgo sanitario.

Informada la sociedad y garantizadas las pruebas y medicamento, las cifras serían completamente distintas... Mucha suerte.

 

Te puede interesar: ¿Cómo creer?

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.