Sobre la amistad

El amigo siempre sabe la calle para llegar a donde lo esperamos; es el único que no se perdería aunque tuviera que ir a buscarnos al corazón de un laberinto.