Los jóvenes y la Iglesia

Debemos fomentar en nuestros hijos, especialmente los jóvenes, participen activamente en la vida de la Iglesia.