Nos hacen falta traductores

Necesitamos traductores que traduzcan las ideas políticas de manera que la sociedad pueda entender con precisión lo que se propone.