Malthus se equivocó

La ideología del antinatalismo torna las bendiciones divinas de fertilidad y longevidad en maldiciones, lo cual ha transformado nuestra manera de pensar.