El monopolio de la filantropía

Los mexicanos somos solidarios. Pero, fuera de las situaciones extremas (sismos, inundaciones, pandemias) nuestra solidaridad se dedica a parientes, amigos y compadres.