Los rumores y el presidente

El gusto que ha dado la aprobación de la “vacuna rusa” topa con pared, pues no la tenemos. Las vacunas son como el estado de salud del presidente: un rumor.