La alberca de José Ramón

Las fobias del presidente encuentran salida en las bajas pasiones que experimenta cuando habla de Carlos Loret.