Indolencia presidencial

Urge un presidente que gobierne con seriedad, sin insultos, con menos palabras en el discurso, más resultados y mayor sensibilidad.