¡Madre sólo hay una!

Las madres son el corazón de la familia, son las que mantienen unida y bien a las familias, por lo que no se le puede negar el derecho a nadie de tener una madre.

¡Sólo Dios basta!

Si el mundo quiere salir a delante, tener muy claro que “Sólo Dios basta”.