¡Qué necesidad, Andrés Manuel!

López Obrador recibió un gobierno plagado de corrupción y con deudas externas, pero en lugar de atacar de raíz esos problemas los dejó crecer y creó otros nuevos.