Una mala imitación

La cohabitación aleja a la pareja del camino correcto predisponiéndola a una dolorosa y complicada separación; o al divorcio, en caso de que la pareja llegue a casarse.

La cohabitación y sus efectos

La cohabitación es la forma políticamente correcta, pero terriblemente cínica de decir: “Vivamos juntos y veamos si funciona”.