México comienza a elegir seguros

México avanza, aunque lentamente, en el aumento de contrataciones de seguros por parte de la población. Poco a poco se extiende la importancia de contar con un respaldo económico en caso de improvisto



México avanza, aunque lentamente, en el aumento de contrataciones de seguros por parte de la población. Poco a poco se extiende la importancia de contar con un respaldo económico en caso de improvisto

La población mexicana ha sido tradicionalmente contraria a la contratación de seguros, menos del 25 % está asegurada. Una tendencia que está cambiando en buena medida por los efectos psicológicos que ha provocado el paso del coronavirus. La pandemia ha puesto de relevancia lo sencillo que es que los planes de vida se vengan abajo, que todo pueda cambiar de improviso y lo perjudicada que puede verse afectada la economía familiar y el estatus profesional.

Ante esta inestabilidad, los mexicanos se sienten cada día más atraídos e interesados por el sistema asegurador privado y el alcance de sus coberturas. Elegir Seguro se está convirtiendo en una prioridad antes de que lleguen mayores tempestades económicas, una tercera ola pandémica o cualquier imprevisto en el futuro.

¿Qué tipo de seguro elegir?

La esperanza de vida de los mexicanos se encuentra entre los 75 y los 80 años, nadie debe dudar, por tanto, que durante todo ese tiempo, en alguna ocasión, le va a suceder algo negativo. Desgraciadamente, no se vive en un mundo idílico donde las desgracias pasan por al lado sin verse perjudicados en ningún momento, esto es absolutamente irreal.

Los ciudadanos de México despiertan a esta realidad y encuentran en los seguros el mecanismo ideal para protegerse ante cualquier incidencia imprevista. La decisión de elegir el seguro más adecuado se convierte ahora en la principal discrepancia o generador de dudas, ya que el abanico de opciones posibles es bastante amplio.

En este sentido, conviene saber qué tipo de seguros existen, tanto en el ámbito privado como en el entorno empresarial, y cuáles son sus coberturas principales. En la página web elegirseguro.com se ofrece una visión de los seguros a los que se tiene opción como empresa, según al tipo de industria a la que pertenezca la organización y las necesidades de cobertura.

En cuanto al seguro personal, ya sea de salud, vida o para proteger bienes materiales o activos, entra en juego la etapa vital por la que está pasando el interesado.

Elegir un seguro según las necesidades personales

En efecto, es muy importante plantearse qué tipo de seguro cubre las necesidades de cada cual y contratarlo a la mayor brevedad. El clima socio político y medioambiental no da tregua y hay que tener cierta estabilidad en el futuro a corto, medio y largo plazo.

Con un seguro personal se estará protegiendo los bienes y seres queridos ante cualquier evento imprevisto a los que, como se está viendo, toda la población se encuentra expuesta, ya sea un accidente, un contagio, o incluso la muerte.

Sin embargo, no todos necesitan las mismas coberturas. No es lo mismo elegir un seguro para un joven que para alguien que se encuentra en la tercera edad, no es igual para alguien que vive sin cargas familiares que para otra persona que sí tiene una familia en la que pensar. En este sentido, cabe hacerse la primera pregunta: ¿Seguros individuales o seguros generales?

¿Seguros individuales o generales?

La respuesta a esta cuestión va a depender de lo que se quiera proteger. Cabe diferenciar entre aquellos dirigidos a la propia persona asegurada, a los daños del patrimonio que pudieran darse o por el uso y disfrute de algún tipo de servicio.

Seguros personales

En relación al personal, hay que saber que la compañía aseguradora va a resguardar al beneficiario ante cualquier evento que le afecte de forma directa (enfermedad, invalidez, accidentes…). Dentro de este grupo se localizan los seguros de vida, de salud, de accidentes personales y de dependencia.

Seguros patrimoniales o de daños

Si se trata de daños patrimoniales, van a proteger el patrimonio del asegurado frente a un posible accidente, siniestro o catástrofe. Dentro de este grupo, se localizan los seguros de vehículos, los multirriesgo, ingeniería, crédito y caución, pérdidas culinarias varias, robo, terremoto, inundación, transporte, incendio y responsabilidad civil. Concretamente, el de responsabilidad civil se viene refiriendo al daño que el asegurado haya podido ocasionar a terceros, ya sean materiales, patrimoniales o corporales.

Este tipo de seguro cubrirá el pago de las indemnizaciones económicas que sean precisas cuando la persona asegurada se declare civilmente responsable ante un siniestro. Así mismo, si está incluido en la cobertura, el seguro hará frente al pago de las fianzas y costas judiciales pertinentes.

Seguro por prestación de servicios

Por último, el seguro por prestación de servicios, como su propio nombre viene a indicar, es una modalidad en la que la compañía aseguradora se hace cargo de los gastos que provengan del uso de algún tipo de servicio. Es muy conveniente para los casos en los que se tiene que hacer frente a imprevistos, como los problemas jurídicos o los derivados por la muerte de algún familiar. Dentro de este grupo se enmarcan los de asistencia en viaje, y los mencionados de defensa jurídica o deceso.

 

Te puede interesar: México registra peores caídas económicas en primeros trimestres de 2020

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.