Urgen cambios a la política económica: CEESP

Todas las empresas, en mayor o menor medida, han tenido que recurrir al uso de sus disponibilidades en caja o al desembolso de créditos de diversas fuentes para obtener recursos y evitar el cierre.


Análsis CEESP


La necesidad de un ambiente de negocios con reglas claras, estado de derecho, salud y seguridad pública es fundamental para reubicar a México como uno de los países claramente atractivos para las nuevas inversiones y para que las empresas establecidas con en el país con inversión extranjera directa reinviertan al máximo sus ganancias, pues de continuar la política económica sin cambios, será un sexenio sin crecimiento positivo en todo el periodo presidencial, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su análisis económico, el CEESP indicó que ya son varios los pronósticos sobre el PIB que consideran que en el presente año continuará declinando y aunque para 2021 se espera un repunte, este sólo representará un “rebote” natural después del cierre total o parcial de la actividad productiva en buena parte de 2020, por lo que no implica un proceso de recuperación hacia los niveles de 2018.

Además, de acuerdo con datos de Banco de México (Banxico) se anticipa que en 2020 entren al país 20 mil millones de dólares por concepto de Inversión Extranjera Directa (IED) y 23 mil millones de dólares en 2021 por este mismo concepto, montos significativamente inferiores a los 34 mil millones de dólares que entraron en 2019.

Al analizar los datos oficiales más recientes sobre la Inversión Extranjera Directa (IED) en nuestro país, señaló que durante el primer semestre del año México recibió un flujo por 17 mil 969 millones de dólares, monto que comparado con el flujo reportado de manera preliminar en el mismo periodo del año pasado resultó 0.7 por ciento inferior.

Asimismo, señala que las nuevas inversiones y la reinversión de utilidades se redujeron en casi 30 por ciento anualmente, y a pesar de que la medición total de la IED fue similar al primer semestre de 2019, el componente que evitó que declinara fuertemente fue el de “cuentas entre compañías”, que revela endeudamiento de las empresas en vez de inversión.

El análisis menciona que con base en las cifras acumuladas de 1999-2020, se observa que históricamente la mayor proporción de IED se concentra en nuevas inversiones (44.0 por ciento), lo que beneficia al país por su impacto en el aumento de capital y en la mejora tecnológica.

El interés de empresas extranjeras de permanecer en el país ya sea por la seguridad que perciben para sus capitales, o por conveniencia fiscal, se refleja en los flujos de IED generados por la reinversión de utilidades, que en el periodo mencionado representa el 32.2 por ciento.

Por otra parte, aunque en menor proporción, 23.8 por ciento en comparación con las dos anteriores, lo conforman las transferencias de recursos a través de préstamos o pagos adelantados entre filiales.

A pesar de este comportamiento, el análisis menciona que “la coyuntura actual de la economía es muy diferente a los años previos de historia de las cifras de IED. Ahora, todas las empresas, en mayor o menor medida, han tenido que recurrir al uso de sus disponibilidades en caja o al desembolso de créditos de diversas fuentes para obtener recursos y evitar el cierre ante la escasa, y en ocasiones nula, liquidez resultado de la crisis sanitaria, y después del debilitamiento de la economía desde 2018”.

El análisis refiere que en la encuesta del Banco de México (Banxico) entre analistas del sector privado, estos anticipan una caída de 10.02 por ciento para el PIB de 2020 y un crecimiento de 2.88 por ciento para el próximo año.

Además, a partir de 2022 se anticipa nuevamente un debilitamiento en la actividad económica, de manera que se prevé que la tasa de crecimiento anual promedio en los próximos 10 años será de sólo 1.94 por ciento, medio punto porcentual por debajo del promedio de los últimos 40 años.

En la misma encuesta, se hace mención de que de acuerdo con los analistas encuestados por Banxico se anticipa que en 2020 entren al país 20 mil millones de dólares por concepto de IED y 23 mil millones de dólares en 2021, montos significativamente inferiores a los 34 mil millones de dólares que entraron en 2019.


Te puede interesar: Pensiones con privilegios de CFE dañan al país

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.