Central de Abasto intenta evitar contagios

“Si la Central para, más de la mitad de la ciudad igual, pues varios negocios y empresas dependen de lo que compramos y vendemos”, comentó uno de los empleados que trabaja repartiendo mercancía de la Central.


Central de Abasto, medidas


Para evitar la propagación del COVID-19, la Secretaría de Salud implementó un operativo de vigilancia epidemiológica en la Central de Abasto de Ciudad de México, donde a diario grandes cantidades de capitalinos se reúnen para abastecerse de alimentos para sus hogares o negocios.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, indicó que las medidas de protección en la Central se establecieron desde hace varios días y explicó que medidas como la colocación de carteles que anunciaban riesgo de contagio de COVID-19 en aquella zona molestaron a los comerciantes de la Central, pues se colocaron de manera prominente.

López-Gatell recalcó que la Central de Abasto es un punto vulnerable, pues es uno de los puntos más importantes de abastecimiento de los mexicanos en Ciudad de México. Entre las medidas que se implementaron está el uso obligatorio de cubrebocas y el respeto necesario de la sana distancia.

Además, el subsecretario destacó que en esa zona se realizarán pruebas; sin embargo, no sirve de nada hacer pruebas si no se realiza primero un estudio y control epidemiológico adecuado.

Puedes leer: De la Central de Abasto a tu mesa

Envíos detenidos, por riesgo de contagio

Por medio de un comunicado, enviado a sus clientes, comerciantes de la Central de Abasto explicaron que no se dará el servicio habitual de envío a domicilio del día 11 al 17 mayo. “Debido a la contingencia, la Central de Abasto está cerrando casi por completo. Es por eso que no podemos surtir pedidos. Ofrecemos una gran disculpa”, comentó el negocio Don Mandado a sus clientes.

Además, antes de cancelar los envíos a domicilio, uno de los colaboradores de la central (prefirió mantener su nombre anónimo), que trabaja repartiendo la mercancía a domicilio, explicó que en la Central ya había varios casos de personas contagiadas de COVID-19, por ello las medidas que se estaban tomando por los negocios eran más estrictas.

En sus entregas, los trabajadores que llevan la mercancía usan cubrebocas, gorros especiales, guantes y manejan la entrega de los productos respetando la sana distancia; sin embargo, el riesgo de contagio puede ser alto, por eso es mejor que se suspendan las entregas, para evitar promover contagios durante momentos importantes en los que se estima que puede subir el número de casos, comentó el trabajador.

Finalmente, el repartidor comentó que es bueno parar ciertos servicios de la Central para prevenir una situación grave que lleve a la Central a dejar de dar servicio por completo, pues “si la Central para, más de la mitad de la ciudad igual, pues varios negocios y empresas dependen de lo que compramos y vendemos”.


Te puede interesar: Calcula el riesgo en caso de tener COVID-19

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.