Violencia y falta de equidad afectan a las mujeres

El paro de mujeres debe servir para que la sociedad cambie de paradigmas y se reconozca el valor de las mujeres en todos los ámbitos.


Paro mujeres


En México el 45.5 por ciento de la fuerza laboral está compuesto por mujeres, quienes aportan el 37 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que con el paro del próximo 9 de marzo se dejarán de generar alrededor de 23 mil 400 millones de pesos, aseguró Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivo de Finanzas (IMEF).

En entrevista con YoInfluyo.com, Gabriel Casillas dijo que el paro de mujeres debe servir para que la sociedad cambie de paradigmas y se reconozca el valor de las mujeres en todos los ámbitos.

Comentó que más allá de la repercusión económica que se derivará por la ausencia del sector femenino en los centros de trabajo, es importante que la sociedad reconozca que muchas mujeres se encuentran en situación de violencia, la cual muchas veces ha derivado en asesinatos.

Mencionó que hoy en día hay quienes toman como base estadísticas vacías en las que se muestra que la mayoría de víctimas de crímenes son hombres, por lo que niegan que haya “feminicidios”, lo cual precisó que es inexacto toda vez que muchas de quienes son asesinadas son agredidas en sus casas, el lugar donde se supone deberían estar seguras. Este no es el caso de los hombres, quienes pierden la vida por otro tipo de razones, pero no por ser violentados en sus hogares, “ahí empieza a quedar claro, estadísticamente, que a las mujeres sí las matan por ser mujeres. Sí hay violencia contra ellas”, subrayó.

Indicó que la sociedad debe concientizarse a este respecto, además de que es importante que no se tome la estadística en bruto, de cuántos asesinatos son de hombres y cuántos, de mujeres; sino que se profundice en las causas porque perdieron la vida.

Por otra parte, Gabriel Casillas destacó que entre las problemáticas a las que se enfrenta el sector femenino mexicano destaca la falta equidad para desarrollarse profesionalmente, pues todavía existen lugares en los que las oportunidades siguen estando reservadas para los varones.

Para cambiar esta situación y abrir espacios consideró que en el país es necesario impulsar la “acción afirmativa” que consiste en aplicar acciones que rompan con la discriminación y rompan las barreras para que accedan a puestos de trabajo, ocupen niveles directivos o cargos públicos, mecanismo que en el pasado se implementó en Estados Unidos y otros países desarrollados con mucho éxito.

Explicó que el objetivo de la “acción afirmativa” es equilibrar las oportunidades entre hombres y mujeres, al principio esta práctica tiene que forzarse un poco al implementar leyes o reglas que obliguen a abrir el mismo número de espacios y dar las mismas oportunidades a hombres y a mujeres, pero con el tiempo la mentalidad irá cambiando y sin prejuicios podrá elegirse a la mejor persona por su talento, independientemente de su sexo.

Casillas consideró que después del 9 de marzo la sociedad no va a ser la misma, sino que va a cambiar para bien, aunque no será de manera radical, pero indicó que será positivo porque la sociedad va a estar más consciente de la problemática que hoy viven las mujeres.

Finalmente, señaló que los pasos siguientes que deben darse después del paro es que desde las familias donde no se fomente el machismo ni la misoginia y esto trascienda a las leyes, las autoridades, las instituciones y la sociedad en su conjunto.


Te puede interesar: Legítimo, pero riesgoso, el paro de mujeres

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.