Imprimir esta página

Justicia para Paty

“Amex y AXA abandonaron a mi mamá hasta que falleció”, aseguró Juan Francisco Torres Landa, hijo de Paty quien enfermo en el extranjero. 


Asistencia durante los viajes


Cuando organizas un viaje, lo único que está en tu mente es disfrutar de la aventura, conocer nuevos lugares, vivir experiencias únicas y guardar en tu memoria recuerdos inigualables de ese recorrido. Viajar es recorrer lugares que nunca pensaste que existirían, es dejarte sorprender por nuevos paisajes, culturas y tradiciones, y cuando viajas en compañía de un amigo o ser querido la expectativa del viaje es mejor.

Al viajar no sólo debes planear qué lugares visitarás o en dónde vas a alojarte, pues aunque lo veas lejano o casi imposible, en cualquier momento una emergencia puede tocar tu puerta y es importante estar preparado para enfrentar cualquier situación, no importa lo inesperada que sea.

Muchas aseguradoras y tarjetas bancarias trabajan seguro de viajeros o tienen la promesa de cuidar tu salud sin importar en qué parte del mundo estés, ya que su compromiso por brindarte la mejor atención al cliente es fundamental; sin embargo, en ocasiones esas promesas sólo se quedan en el aire y el servicio contratado no es cumplido, como es el caso de Paty, quien no recibió atención al enfermarse gravemente mientras visitaba Roma, Italia.

Juan Francisco Torres Landa, hijo de Paty, compartió en redes sociales la desagradable experiencia que el y su familia vivieron con American Express (Amex) y Aseguradoras AXA. De principio a fin, el caso de Paty presentó incongruencias y falta de atención por parte de ambas empresas y, a un año de los hechos, sigue sin resolverse la situación.

 

Paty, hospitalizada y sin servicio en el extranjero

En julio de 2018, Paty viajó a Italia acompañada de su sobrina y luego de unos días de estadía en el país europeo, comenzó a sentirse mal. Tras días de dolor, Paty decidió acudir al doctor, quien le indicó que debía ser hospitalizada en ese mismo momento y por su grave condición de salud, fue necesario que Paty fuera ingresada de urgencia al área de terapia intensiva.

El viaje a Italia fue pagado por Paty con una tarjeta Amex que le aseguraba cobertura médica en cualquier parte del mundo y luego de un par de días hospitalizada, la familia de la paciente decidió informar de la situación a Amex, pues al ser Paty la titular de la tarjeta se le debía proporcionar asistencia médica.

Sin embargo, la única respuesta por parte de Amex fue proporcionarle a la familia un número de caso y, de acuerdo con Juan Francisco, hijo de Paty, “a partir de ahí, Amex y AXA abandonaron a mi mamá hasta que falleció”.

Durante los cuatro meses que Paty estuvo hospitalizada, la situación para la familia era insostenible, pues existía una gran diferencia de distancia y horarios, el idioma era distinto, Paty se sentía triste lejos de su familia y los gastos cada vez se elevaban más, y aunque Amex y AXA debían cubrir los gastos y dar seguimiento al caso, estaban ausentes y no daban ninguna respuesta a la familia.

“Finalmente en diciembre en conjunto con los doctores, sus hijos resolvimos que ya era necesario traerla a México”, afirmó Torres Landa y explicó que tras meses de ser ignorados por Amex y AXA, la familia los volvió a contactar, pues necesitaban organizar el traslado de su madre de Italia a México.

“El 19 de diciembre de 2018 solicitamos formalmente a AXA y Amex nos prestarán el servicio de repatriación de mi mamá a México. Al instante se mandaron todos los documentos que me pidieron”, comentó Juan Francisco, pues la familia necesitaba con urgencia que Amex y AXA brindaran el servicio, ya que la única oportunidad para que Paty viajara a México era el primero de enero de 2019.

Juan Torres Landa explicó que los doctores que atendían a su madre fueron quienes sugirieron la fecha, pues por ser inicio de año hay menos tráfico aéreo y poca actividad en los aeropuertos. “Trasladar a un paciente de terapia intensiva desde Roma hasta México es una operación sumamente complicada. Si algo sale mal, lo que sea, el riesgo de muerte es altísimo”.

Una vez más la familia no recibió ninguna respuesta de Amex o AXA y tuvieron que contratar un servicio aparte para el viaje, “irónicamente se pagó todo este proceso con la tarjeta AMEX. Aún así, nunca respondieron y hoy siguen sin hacerlo”, comentó Juan Francisco, hijo de Paty.

Paty falleció el 5 de febrero de 2019 y durante todo el proceso de hospitalización en Italia y en México, Amex y AXA nunca dieron seguimiento al caso ni respondieron a la familia, aún cuando la tarjeta no presentaba ningún adeudo y varios servicios médicos fueron pagados con ella.

Juan Francisco Torres Landa, hijo de Paty y quien ha dado seguimiento al caso, aseguró que en todas las ocasiones que él ha pedido que se le haga un reembolso por el dinero que la familia gastó en un servicio que debía ser cubierto por la tarjeta, le responden que “esos gastos no son reembolsables porque derivan de un servicio que les debimos pedir para que ellos pagaran directamente”, cuando durante el tiempo se les pidió que se ocuparan de la situación.

La publicación de Juan Francisco Torres Landa, publicada en redes sociales y en donde explica la difícil y triste situación de desinterés que vivió él y su familia tiene más de 1 000 reacciones y ha sido compartida más de 1 500 veces; sin embargo, la justicia para el caso de Paty aún no llega y Amex y AXA siguen sin dar respuesta.

 

Te puede interesar: Empresarios “profundamente humanos”


@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.