En México se ignora a los discapacitados

“Diseñadores, ingenieros y arquitectos no crean artículos o construyen inmuebles inclusivos porque aún no han cambiado el chip de que todos somos iguales”, explicó la diseñadora inmobiliaria, Angélica Sánchez.


Medidas en México


Imagina que para comprar una cama, una silla o una mesa, debas acudir a una tienda especializada que tenga los artículos y muebles adecuados para tus necesidades, ésa es la realidad que deben enfrentar millones de personas que tienen alguna discapacidad, pues la inclusión no es inspiración para quienes diseñan y fabrican muebles.

Aunque en los últimos años se ha tratado de fomentar la inclusión en diversos aspectos de la vida común; por ejemplo en el transporte público, donde se han implementado espacios para personas discapacitadas, aún falta mucho trabajo en diversos aspectos de la vida cotidiana.

México no piensa en la inclusión

Angélica Sánchez Aguilar, diseñadora inmobiliaria, explicó que aunque tratemos de ser un país incluyente, todavía nos hace falta esa característica en todos los aspectos, principalmente en nuestra mente. “Diseñadores, ingenieros y arquitectos no crean artículos o construyen inmuebles inclusivos porque aún no han cambiado el chip de que todos somos iguales”, explicó Angélica Sánchez.

Sánchez Aguilar subrayó que el principal problema al que se enfrentan las personas discapacitadas son las viviendas, pues ninguna es diseñada con los requerimientos necesarios para que una persona discapacitada pueda vivir correctamente. “Si nos detenemos a observar la estructura de un conjunto de condominios nos daremos cuenta que es bastante compacta, tiene pasillos pequeños, puertas bastante estrechas y hay muchas escaleras… imposibilitando que alguien con silla de ruedas pueda vivir en esos lugares”, aseguró la diseñadora.

La diseñadora puso como ejemplo el transporte público, pues hay algunos transportes que tienen zonas para discapacitados; sin embargo, un discapacitado debería poder usar cualquier parte del transporte público sin la necesidad de que el espacio está adecuado para personas discapacitadas.

“Los fabricantes de muebles debían ser más visionarios, pues con imaginación es posible crear todo tipo de muebles para personas discapacitadas y no discapacitadas”, compartió Angélica Sánchez y recalcó que en el aspecto económico los diseñadores tienen una gran oportunidad de ganancia pues atenderán a un mercado olvidado por la sociedad.

Ramiro Cervantes, uno de millones que reclaman inclusión

Al respecto, Jorge Cervantes Salas, padre de Ramiro Cervantes quien está paralizado de la cintura para abajo luego de un accidente automovilístico que sufrió a los 16 años, aseguró que luego de que su hijo sufriera el accidente que lo dejó paralítico la familia tuvo que invertir dinero para acondicionar su casa para Ramiro, pues era imposible para la familia transportar a su hijo por su hogar.

“Para que Ramiro fuera al baño o se bañara necesitábamos de 20 a 40 minutos, pues en especial, el baño era extremadamente reducido”, indicó el padre de familia y detalló que ese problema es común pues en muchos establecimientos no hay baños adecuados para que personas como su hijo puedan hacer sus necesidades básicas.

Mientras que en la cuestión de muebles, Jorge Cervantes recalcó que para adquirir la cama con barandillas que necesitaba Ramiro la única opción que tenían era acudir a tiendas de artículos para hospitales o tiendas especializadas y muchas veces ellos mismos deben modificar sillas, mesas y muebles para su hijo. “Encontrar las cosas que Ramiro necesita en tiendas departamentales ayudaría a nuestro hijo a sentirse parte de una sociedad que no lo mira extraño cuando estamos en lugares públicos”, comentó Jorge Cervantes.

Finalmente, Cervantes Salas recalcó que es necesario que las próximas generaciones tomen en cuenta a las personas discapacitadas, pues con las nuevas tecnologías pueden lograr construir casas y objetos adecuados para ellas.

 

Te puede interesar: Usuarios del metro maltratan a discapacitados 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.