Voluntarios, amor desinteresado

“Ser voluntario es dar tu tiempo, amor, dedicación y alegría a otros sin esperar nada a cambio”, aseguró Beatriz Castro López, voluntaria desde hace 15 años.


 Ayuda para todos


Ser parte de una comunidad es más que sólo formar parte de un montón de gente, pues se debe fomentar la solidaridad, la unión y la ayuda continua entre todos. Como en toda comunidad siempre habrá quien necesite apoyo, ya sea económico, emocional o espiritual, y es nuestro deber ayudarlo, porque el día de mañana podríamos ser nosotros.

En el marco del Día Internacional de la Beneficencia, celebrado cada 5 de septiembre y establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de promover el diálogo, la solidaridad y la comprensión humana, es vital reconocer las necesidades que existen en México y para apoyar a quienes lo necesitan.

Mexicanos sin dinero y deprimidos

Con el paso de los años en vez de que las cosas mejoran parecen ir peor, pues es más común ver en los albergues, los refugios y las calles de las ciudades a personas que lo han perdido todo, en algunos casos hasta sus ganas de vivir.

Según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 40% de la población mexicana vive en pobreza; comunidades indígenas, mujeres y adultos mayores son los más afectados por esta situación. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que para 2020, la depresión y tristeza serán las principales causas de incapacidad en el país.

Sin embargo, gran parte de la sociedad civil no se ha quedado inmóvil ante la desigualdad y problemas de otros, pues han surgido tanto instituciones, como voluntarios que buscar dar la mano a quienes lo necesitan y levantarlos de los tropiezos que pone la vida.

Puedes leer: Millones de abuelos abandonados en México 

Beatriz, cuando el amor por el prójimo no tiene límites

Beatriz Castro López es madre de tres hijos y voluntaria desde hace 15 años, ha colaborado en todo tipo de instituciones, desde albergues hasta instituciones de rehabilitación de adicciones. “Ser voluntario es dar tu tiempo, amor, dedicación y alegría a otros sin esperar nada a cambio, pues la mayor satisfacción es saber que alguien se siente amado e importante”, expresó Castro López.

“Ayudar a otros me ha dado la fuerza para superar muchos problemas, pues en muchas ocasiones en vez de salvarlos, ellos te salvan a ti”, comentó la voluntaria, pues de alguna forma siempre encuentra motivación en las historias, experiencias y recuerdos de las miles de personas con las que se ha topado.

Beatriz Castro aseguró que debido a nuestro ritmo de vida, muchas veces no notamos que las personas nos necesitan. “No es que seamos egoístas, más bien a veces tenemos tantos pendientes y problemas personales que se nos olvida mirar a los lados”, aseguró la voluntaria.

La voluntaria Beatriz Castro afirmó que “hoy podrías estar ayudando a otras personas, pero mañana te podrían estar ayudando a ti”, pues nadie sabe qué problemas te podrá la vida. Finalmente la voluntaria invitó a que cada vez más personas se sumen a causas benéficas y explicó que nunca va a ser suficiente la ayuda humana.

 

Te puede interesar: Mujeres de buena voluntad que alimentan al prójimo 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.