Trabajo comunitario opción para sustituir multas

La convivencia armónica y en paz dentro de una comunidad radica en el respeto mutuo que salvaguarde los derechos de cada persona, lo que se da a través de acciones concretas que van de lo sencillo, como ser cordiales, hasta cuestiones complejas como solucionar un conflicto.


 Nueva Ley de Cultura Cívica


Como parte de una cultura social, los ciudadanos deben ser los primeros en practicar los valores cívicos como la tolerancia, la justicia, la honestidad y la equidad sin que exista una política que los obligue a “portarse bien”, sin embargo, las autoridades también deben involucrarse para fomenta. A los legisladores les corresponde elaborar reglamentos que deban respetarse para asegurar el bien común, y crear las sanciones que se apliquen legítimamente a quien infrinja la ley o cause algún daño.

Recientemente la primera Legislatura del Congreso de Ciudad de México aprobó una nueva Ley de Cultura Cívica, que a diferencia de la anterior que consideraba únicamente penas económicas o de cárcel a quien incurría en alguna falta administrativa, ahora las sanciones podrán ser cambiadas por trabajo comunitario.

El trabajo comunitario que deberán realizar los infractores de la Ley Cívica será la rehabilitación de espacios públicos, con actividades como barrer y pintar banquetas, o bien deberán controlar el tránsito en zonas escolares o con mucha afluencia peatonal.

Castigarán agresiones

Quien no logre controlarse en alguna disputa y amenace, agreda o lesione con golpes a otra persona podrá ser sancionado bajo la Ley de Cultura Cívica. Asimismo, quienes exploten a menores de edad también son sujetos a los castigos previstos en esta normatividad.

Cuantas veces mujeres y hombres han visto afectada su dignidad porque por las calles los han llegado a acosar con silbidos o frases de connotación sexual, ahora tienen la posibilidad de que esas personas sean sancionadas gracias a que estas conductas son castigadas en la nueva ley.

Protección a los animales

Entre las novedades de esta normatividad está la protección a los animales toda vez que se contempla castigar a quien agreda, utilice para peleas o tenga a animales en condiciones antihigiénicas.

En la CDMX abundan los amantes de las mascotas, por las calles es común ver a personas paseando a sus perritos quienes hacen sus necesidades sin que sus dueños se encarguen de recoger sus heces. Esta acción es una falta administrativa prevista en la nueva ley, así como sacarlos sin correa.

Por otra parte, ¿será que en esta ciudad podamos ver a los “viene, viene” limpiando las calles en lugar de apartar lugares y cobrar por ello? Bueno, por lo pronto bloquear calles y accesos, así como apartar lugares son acciones que se contemplan como faltas en la nueva normatividad. Esta misma suerte podrán correr los revendedores y los “coyotes” que se llenan los bolsillos a costa de realizar trámites gratuitos para la ciudadanía, y también los “chistositos” que realizan llamadas falsas a los servicios de emergencia.

Quienes piensen tirar la basura en la calle, deben ahorrarse su flojera toda vez que esta acción al ser contemplada como falta cívica es acreedora a una sanción de trabajo comunitario, así que les costará más trabajo cumplir con el mismo que esperar a que pase el camión de la basura.

Infracciones al volante y fotocívicas

La anterior administración capitalina colocó cámaras en distintos puntos de la ciudad a fin de al detectar alguna falta de tránsito como exceder la velocidad o no respetar las líneas peatonales, el conductor era multado. Esta sanción se cambió por fotocívicas, es decir quienes cometieran alguna violación de tránsito podrán realizar trabajo comunitario en lugar de realizar un pago por la misma.

Esta medida ocasionó una controversia en el pleno del Congreso de la CDMX. Diputados de oposición criticaron que en mayo se estuviesen discutiendo para la Ley Cívica las fotocívicas cuando éstas ya estaban previstas y aprobadas en el Reglamento de Tránsito de esta nueva administración.

El diputado Federico Döring Casar (PAN) indicó que “en el dictamen, lo que se pretende hacer, jamás ha pasado en la historia del Congreso mexicano. Para quienes han sido diputados federales, por si quieren investigar, no ha habido una sola ocasión en la que el Congreso o la extinta Asamblea Legislativa hubiese manufacturado, en calidad de sastre legislativo, un decreto de ley ex post (sic) para regular una pifia de alguien que se atrevió a legislar en un reglamento de manera autónoma, sin que deviniera de algún ordenamiento jurídico”, afirmó.

A pesar de diversos señalamientos en este sentido la ley fue aprobada.

 

Te puede interesar: Los accidentes viales pueden disminuir

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.