Apoyando a las comunidades indígenas

Las comunidades indígenas han aportado una gran riqueza cultural y contribuyen al mantenimiento del medio ambiente pero están en una situación vulnerable en lo económico y social. 



Del total de la población mundial, el 15% es indígena. En América Latina, eso representa 50 millones de personas en 21 países y son hablantes de 420 lenguas. Esos números tan puntuales dan pinceladas de un panorama donde destaca la diversas cultural, lingüística y de tradiciones que estos grupos guardan. Además, elevados porcentajes de las zonas de conservación de la diversidad medioambiental están a su cargo por ser las zonas donde habitan, muchas veces, desde hace siglos.

En contraste a esas riquezas de sus creencias, sus aportaciones y su entorno, en América Latina sus condiciones de desarrollo están más bien limitadas, pues de las cifras de pobreza, los indígenas representan el 14% y de la pobreza extrema, el 17%, es decir, la pobreza extrema es 2.7 veces mayor que respecto a la población general. En resumen, el 43% de los hogares indígenas están afectados por pobreza material.

Asimismo, están entre la población más expuesta a las consecuencias del cambio climático por las regiones en las que, como se comentaba, se asientan. Estas regiones muchas veces están expuestas a la avaricia de desarrolladores o no cuentan con mecanismos de recuperación cuando se presentan desastres naturales o provocados como inundaciones o incendios.

Por todo ello, el apoyo a las comunidades indígenas es uno de los pendientes de la sociedad de toda la región de América Latina, pero especialmente de México. Por fortuna, hay muchas organizaciones de la sociedad civil que se han abocado a trabajar esta causa con diversos enfoques.

PSYDEH

Psicología y Derechos Humanos, A.C (PSYDE) es una asociación civil que comenzó a trabajar en 2007 cuando cuatro mujeres profesionales decidieron dar un paso adelante para ayudar a la gente más vulnerable. Esa idea inicial se consolidó en un programa multianual enfocado primordialmente a trabajar con mujeres indígenas ofreciendo capacitación basada en el entendimiento y la vivencia del liderazgo ciudadano buscando producir microproyectos. De esta manera, se empodera a las mujeres para que sean ellas que encabecen el desarrollo sostenible en sus comunidades.

En específico, han dirigido sus esfuerzos en apoyar a las comunidad otomí-tepehua que se localiza en la zona serrana cercana a Tulancingo, Hidalgo. Cabe destacar, que su trabajo se desde abajo, es decir, no llegan con proyectos externos o una visión impuesta a resolver lo que desde fuera se considera que no funciona, sino que fomentan que los objetivos, los proyectos y los liderazgos surjan entre los indígenas de la región, o más en específico, entre las indígenas. Este esquema de trabajo les ha valido ser merecedores de varios galardones internacionales.

Fundación Patrimonio Indígena MX

La fundación Patrimonio Indígena MX es una asociación civil que “fomenta el apoyo continuo a comunidades indígenas de nuestro país a través de programas que mejoran su calidad de vida, al tiempo que buscan innovadores proyectos que preserven, fortalezcan y difundan la invaluable riqueza cultural de los pueblos originarios de México”.

Su principal proyecto es el programa Casas de la Niñez Indígena, el cual, actualmente atiende población de nueve etnias en diez casas en cinco estados (Chiapas, Durango, Nayarit, Oaxaca y Yucatán). En ellas se ofrecen cada día más de cuarenta talleres formativos, capacitación laboral y de fomento de las tradiciones indígenas.

Además, al reconocer que el patrimonio cultural de los pueblos indígenas es uno de los pilares de la identidad y el futuro de México, han buscado contribuir a la preservación del arte y la cultura de estos pueblos a través de la catalogación y digitalización de las colecciones de arte indígena, arte popular y bienes etnográficos.

Como se puede apreciar, el apoyo e impulso a las comunidades indígenas y de pueblos originarios tiene múltiples vertientes; pero todas tienen en común requerir del apoyo altruista de la sociedad en general. Contribuir a la supervivencia de las comunidades indígenas a través de las OSC es cooperar con las personas específicas que reciben la ayuda; pero a la vez, es contribuir a la preservación de la riqueza cultural del país para enriquecer el futuro.

Fuentes:
https://www.psydeh.org/es/ 
https://patrimonioindigenamx.org.mx/ 
https://blogs.iadb.org/igualdad/es/desarrollo-sostenible-de-los-pueblos-indigenas-con-ellos-para-ellos/ 
https://rosanjose.iom.int/es/blogs/5-acciones-para-facilitar-la-inclusion-social-de-desplazados-de-pueblos-indigenas

 

Te puede interesar: Con un dibujo, celebra el cumpleaños de dos pandas gigantes de Chapultepec

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.