Inequidad salarial es una gran deuda con las mamás mexicanas

En el marco de la celebración del Día de la Madre, el colectivo Mujeres Libres y Soberanas se pronunció porque se promuevan políticas públicas en favor del sector femenino que favorezcan especialmente a las madres trabajadoras.


Inequidad con las mujeres 


La inequidad salarial y la imposibilidad de balancear la vida laboral y la familiar son dos grandes deudas que en México se tiene con las madres trabajadoras, por lo que tanto en el sector público como privado es necesario mejorar las condiciones de equidad laboral para este sector de la sociedad, indicó Pilar Vázquez Calva, vocera del colectivo Mujeres Libres y Soberanas.

En el marco de la celebración del Día de la Madre, la organización de la sociedad civil (osc) se pronunció porque se promuevan políticas públicas en favor del sector femenino, que favorezcan especialmente a las madres trabajadoras, las cuales garanticen horarios flexibles, estancias infantiles de calidad, se mejore el transporte público, se otorgue un salario igual a trabajo igual y condiciones de trabajo dignas, así como la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en el trabajo al interior de los hogares.

 

Vázquez Calva aseguró que la fuerza laboral de madres trabajadoras ha ido en aumento en la última década, y se espera que estas cifras se sigan incrementando en los siguientes años, pues de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en México hay 35.2 millones de mujeres que son mamás y alrededor de la mitad, 15 millones 785 mil, son madres trabajadoras.

Asimismo, mencionó que según investigaciones de especialistas en materia laboral, las mujeres mexicanas ganan menos que los hombres a trabajo igual. "En el sector comercio, donde un gran número de madres trabajadoras se desarrollan, la brecha alcanza el 33 por ciento. Esto es alarmante y contrario a la ley laboral mexicana (Artículo 86 de la Ley Federal del Trabajo)", apuntó.

Asimismo, mencionó que de acuerdo a un reporte del Banco Mundial se señala que las madres, en su mayoría, dejan de trabajar debido a la falta de calidad de los servicios de cuidado infantil. La falta de calidad de los servicios de cuidado infantil es peor para el sector público. Y las mujeres que trabajan en puestos de menor rango sólo tienen acceso a estancias infantiles de baja calidad, quitándoles tranquilidad para poder ir a trabajar.

 

Por su parte, Paulina Mendoza, también vocera del colectivo, resaltó que el balance vida laboral y familiar parece un sueño inalcanzable para las madres mexicanas trabajadoras. “Al llegar a casa les esperan los innumerables trabajos domésticos y la crianza de sus hijos. Desde el año 2000 se ha incrementado el porcentaje de jefatura femenina en el hogar, es decir, hay una ausencia paternal en cuanto a lo afectivo y económico”.

Al señalar que la realidad de las madres trabajadoras mexicanas es variada en nuestra República Mexicana, reconocieron la labor y esfuerzo llevados a cabo por las madres trabajadoras en las zonas más marginadas, de los entornos urbano y rural. “Hacemos un llamado al sector público y privado a considerar la urgencia de lograr la equidad salarial y la posibilidad del balance de vida laboral y familiar”.


Te puede interesar: La violencia que viven las mujeres está subestimada: José Medina Mora
 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.